martes, 27 de junio de 2017

May anuncia una investigación sobre el revestimiento de edificios públicos

Londres, AFP
La primera ministra británica, Theresa May, anunció hoy una investigación para esclarecer por qué durante décadas se han usado materiales inflamables en los revestimientos externos de los bloques de viviendas de protección oficial en el Reino Unido.
May dijo en la reunión del gabinete de ministros que "debe haber una gran investigación nacional" que analice la normativa y las prácticas vigentes, informó un portavoz oficial.
El portavoz explicó que esta nueva indagación podría realizarse después de una primera en la que se investigarán las causas y las responsabilidades en el incendio del pasado 14 de junio de la torre Grenfell en el oeste de Londres, que causó 79 muertos o desaparecidos.


El anuncio de la nueva pesquisa oficial se produce después de que el Ministerio de Comunidades y Gobierno Local confirmara hoy que al menos 95 bloques de pisos de propiedad municipal en Inglaterra, que se asignan a personas sin recursos, cuentan con revestimientos inflamables.

El Gobierno ha pedido a todos los Ayuntamientos que envíen muestras del revestimiento de las fachadas de los bloques, y de las 95 que han sido enviadas hasta ahora, todas han fallado las pruebas de combustibilidad.

La Policía de Londres ha confirmado que el incendio del bloque de 24 plantas Grenfell fue causado por una nevera defectuosa, pero el revestimiento inflamable de la fachada hizo que se propagara con gran rapidez.

La asociación de residentes "Justice4Grenfell" ha escrito a May para pedirle que la investigación pública sobre el suceso "no deje piedras sin remover".

Los vecinos piden que haya "recomendaciones cuanto antes para que no haya ninguna posibilidad de que este desastre se repita en ningún otro lugar".

Los residentes de Grenfell se habían quejado muchas veces al Ayuntamiento de Kensington y Chelsea, responsable del bloque, y a los administradores de la insuficiente protección contra incendios que había en el edificio.

El lunes, Arconic, la empresa proveedora del revestimiento inflamable que cubría la fachada de Grenfell y usado en muchos otros bloques, anunció que ha dejado de comercializar ese material en todo el mundo.

La compañía estadounidense informó de que ha interrumpido la venta de los paneles Reynobond PE "dada la inconsistencia de los códigos de construcción en todo el mundo y los problemas que han surgido tras la tragedia en la torre Grenfell".

David Metcalfe, director del inglés Centro de Tecnologías de Ventanas y Revestimientos, aseguró hoy a la BBC que "nunca quedó claro" en las regulaciones en el Reino Unido hasta qué punto los productos usados en los revestimientos de fachadas debían ser incombustibles.
Publicar un comentario