jueves, 22 de junio de 2017

Leyes brinda respaldo a Mérida y anuncia reunión de emergencia con Demócratas

Cochabamba, Los Tiemppos
El alcalde de Cercado, José María Leyes, brindó hoy apoyo a su homólogo del municipio de Quillacollo, Eduardo Mérida, y anunció una reunión de emergencia con la bancada de los Demócratas para analizar acciones en contra de la detención domiciliaria de esta autoridad edil.
“De manera inmediata vamos a pedir que se haga peticiones de informes para ver los antecedentes del juez y fiscales que están viendo la causa de Mérida. Vamos a pedir los extractos de llamadas telefónicas porque sabemos que ha habido presiones para que se proceda con el arresto domiciliario”, señaló.


Asimismo, el alcalde de Cercado afirmó que el Movimiento al Socialismo (MAS) busca un golpe municipal para tomar la alcaldía de Quillacollo y encarcelar a Mérida. “Ha sido elegido por el pueblo y el pueblo dirá si sigue en su cargo o se va”, agregó.

“Con documentos en mano nos ha mostrado el abuso, la ilegalidad y la persecusion política que se está cometiendo en contra del pueblo de Quillacollo y su alcalde. Detrás de esta detención domiciliaria que se le ha impuesto hay un interés político partidario del MAS para descabezar la Alcaldía de Quillacollo a través de un golpe municipal”, manifestó Leyes.





Una audiencia de medidas cautelares determinó el pasado martes la detención domiciliaria para Mérida, además de una fianza de 80 mil bolivianos, tras iniciarse el proceso por una denuncia presentada por cinco exfuncionarios despedidos en 2015.

La demanda fue interpuesta por el presidente del Concejo Municipal de Quillacollo, Víctor Osinaga, y del concejal Antonio Montaño (ambos del MAS), que viabilizaron la denuncia de los trabajadores, por los delitos de incumplimiento de deberes y daño económico al Estado. En total, Mérida afronta 14 procesos judiciales.

Ante esta situación, Mérida reafirmó lo anunciado por Leyes y dijo que “el MAS presiona a fiscales y jueces para orquestar un golpe municipal”.

Finalmente el alcalde de Quillacollo dijo que se solicitará su detención preventiva el próximo 4 de julio, fecha de su próxima audiencia de medidas cautelares. No descartó asumir una huelga de hambre para “denunciar las injusticias del MAS”.
Publicar un comentario