jueves, 15 de junio de 2017

La UE detuvo a 718 personas por terrorismo yihadista en 2016

Las mujeres representan ya uno de cada cuatro arrestos, según un informe de Europol

Lucía Abellán
Bruselas, El País
El yihadismo es el fenómeno que más ocupa a las fuerzas antiterroristas europeas. Los cuerpos de seguridad detuvieron el año pasado a 1.002 personas, el 72% por episodios yihadistas, según datos de Europol divulgados este jueves. Este colectivo ha ido creciendo cada año y los 718 presuntos radicales islamistas apresados en 2016 representan más del cuádruple que en 2012. Uno de cada cuatro arrestados son ya mujeres. Así figura en el informe anual que elabora la agencia europea para el terrorismo y otros delitos de gran magnitud.


A pesar de la creciente percepción de amenaza, la intensidad terrorista en la Unión Europea bajó en 2016. Europol contabiliza 142 intentos de ataques, de los que prosperaron 47. Las elevadas cotas alcanzadas en 2014 y 2015 —especialmente con los ataques de París— han derivado en un descenso anual del 27% el pasado ejercicio.

La cifra contrasta con los 96 consumados de 2015. El descenso es muy significativo y tiene que ver con que el organismo europeo documenta todos los incidentes de motivaciones terroristas aunque no provoquen víctimas (por ejemplo, altercados del grupo kurdo PKK en Alemania). Si se aíslan los episodios yihadistas, suman 13 (frente a 17 el año pasado), pero aportan casi todas las víctimas mortales (135 de un total de 142).

De todos los ataques —logrados, frustrados o evitados por las fuerzas de seguridad—, más de la mitad se produjeron en Reino Unido. Pero la cifra tiene poco que ver con los últimos episodios yihadistas, la mayoría ocurridos en 2017. El documento atribuye ese elevado volumen a “actos de terrorismo relacionados con Irlanda del Norte y que provocaron 49 incidentes de disparos y 27 de explosiones”.

Además de las detenciones, también crece mucho el número de sentencias en los tribunales: hubo 580 en la UE, aunque el informe no aclara cuántas son condenatorias y cuántas absolutorias. España, donde la alta actividad policial se considera clave en la prevención de atentados, encabezó esta lista, con 156 sentencias dictadas. Y fue, después de Francia, el país con más detenciones. De todos los arrestados el año pasado (por cualquier episodio terrorista en Europa), un tercio tenía menos de 25 años.

Pese al moderado descenso en las grandes magnitudes, Europol insta a no bajar la guardia. Porque las crecientes dificultades que tienen los yihadistas europeos para viajar a Siria y a Irak y combatir allí —por el mayor control en las fronteras— elevan la amenaza en suelo europeo. “Ahora que abandonar el país para participar en la yihad se ha hecho más difícil, los posibles atacantes pueden centrar su atención en los países donde residen”, advierte el documento. Europol avisa de que “no faltan voluntarios” para perpetrar estos crímenes y que incluso Al Qaeda (no solo el Estado Islámico) mantiene la “ambición de realizar operaciones de gran escala contra objetivos occidentales”.

Respecto al modo de organizarse, la mayoría de los terroristas actúan solos o en grupos pequeños. Y todos están inspirados por la propaganda yihadista, aunque no siempre adiestrados de manera directa para cometer atentados.
Publicar un comentario