jueves, 1 de junio de 2017

La final de los '9': el estilista Benzema contra el duro Higuaín

Cardiff, AS
Cardiff verá de nuevo un duelo de estilos que enfrentó opiniones en el madridismo durante los cuatro años que compartieron vestuario. Así llegan ambos jugadores...
Una gran batalla como es la final de la Champions se compone de grandes duelos. El que tienen los porteros por ver quién es más infranqueable, el que enfrenta a los medios por apoderarse de la pelota y el control o el que sostienen los atacantes. Este último combate, el de los ‘9’ de Real Madrid y Juventus, acaparará muchos de los focos que apunten al césped del Millenium Stadium, en Cardiff. Benzema frente a Higuaín, la finura contra la intensidad, la técnica contra la percusión. Un duelo de estilos que enfrentó opiniones en el madridismo durante los cuatro años que compartieron vestuario en Chamartín (2009-2013) y que acabó con el argentino fuera del club blanco después de 121 goles.



Higuaín siempre remó río arriba en el Madrid. Desde que llegó al club con sólo 18 años, procedente de River en la 2006-07. El suyo fue un fichaje criticado por su coste (12 millones) y su lucha por hacerse un hueco en el equipo fue una constante. Tuvo que hacer frente a los comentarios mordaces de algunos aficionados (le llegaron a apodar ‘Igualín’, ‘Igualín que Ronaldo’) y a la competencia en la delantera. Llegó al Madrid con Raúl y Van Nistelrooy por delante. Después debió luchar con Huntelaar y, desde 2009, con Benzema, que siempre contó con la predilección de Florentino Pérez pues él fue quien viajó a Lyon para ficharle. Esa preferencia del presidente por el francés fue un obstáculo añadido para el Pipita, pero siempre mantuvo la competencia a Karim (Mourinho les llegó a alternar). Hasta que en 2013, se le quedó el camino libre a Benzema. El Madrid vendió al argentino al Nápoles, que dejó en el madridismo muchos goles pero también algunos fallos clave en noches importantes, y el francés se liberó de cualquier competencia real por el puesto de nueve titular del Real Madrid. La clase y calidad de Benzema está fuera de duda, pero esa especie de privilegio le ha impulsado (una protección que también se ha visto esta temporada con Zidane con el que ha sido titular a pesar de que el propio jugador ha reconocido que no estaba bien físicamente).

Desde 2013, cuando sus caminos se separaron, ambos han experimentado un crecimiento futbolístico ha sido formidable. Benzema se ha consolidado como el delantero perfecto para jugar junto a Cristiano Ronaldo. Más que un nueve, es un nueve y medio, mitad delantero y mitad mediapunta, donde explota su visión y habilidad con la pelota. El gol es asunto del portugués, la habilidad es cosa de Karim. Para el recuerdo quedará su jugada de exposición sobre la cal de Calderón, funambulismo que precedió al gol de Isco y que selló el pase del Real Madrid a la final de Cardiff. “Me gusta marcar goles, pero me gusta mucho dar asistencias”, ese es Benzema, que esta temporada lleva 19 goles y nueve pases de gol (cinco tantos en Champions y dos asistencias). Higuaín, por el contrario, es la sangre en el ojo, el llegar al gol por lo civil o por lo criminal. En el Calcio se ha convertido en un delantero voraz y robusto. En tres temporadas en el Nápoles marcó 92 goles, rendimiento que le llevó a la Juventus en un traspaso polémico y cuantioso (90 millones). Precisamente, el precio presionó al argentino en sus primeras semanas pero se sacudió las críticas y ha llegado al último encuentro de la temporada con 32 goles, casi el doble de goles que Benzema en el Madrid. El Pipita encara la final consciente de que este partido puede marcar su carrera. La Juve le fichó para encuentros de altura como el que le espera el sábado ante su exequipo, circunstancia que añade al escenario dosis de 'vendetta'...

Benzema prefiere el balón al pie e Higuaín, en largo. Benzema es mejor contra defensas replegadas. Higuaín reina en los partidos de bravura. Dos tipos de delanteros, fino estilista y duro fajador, que llegan en un momento de forma maravilloso y que se volverán a ver el sábado frente a frente. Ellos pueden ser la clave de una final que acaparará todos los focos del mundo.
Publicar un comentario