domingo, 11 de junio de 2017

La entrada de Jesús del Gran Poder vuelve a deslumbrar y mejora su organización

Los organizadores hacen un control del recorrido que hacen las 67 fraternidades de fraternidades de la festividad religiosa que busca el reconocimiento patrimonial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)

La Razón Digital / Dennis Luizaga / La Paz
Desde las 07.00, la entrada folclórica del Gran Poder se destacó por acciones que mejoran la organización y el orden, los conjuntos hacen gala de sus atuendos y música. La población de La Paz se sumó al festejo que apunta a ser declarado patrimonio de la humanidad.


En esta jornada la atención se concentró en el recorrido que hacen las 67 fraternidades de la festividad religiosa. Los organizadores hacen un control masivo a los participantes para evitar observaciones, en tanto, la Alcaldía desplegó guardias en el control de expendio de bebidas alcohólicas próximas a la ruta.

Este año se entregó las carpetas a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que sustentan la postulación para ser declarado como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.



“Es importante que la devoción y la cultura sean reconocidas por la Unesco, ojalá suceda así, todo nuestro apoyo al Gran Poder, porque no solo es ya un patrimonio cultural de la paceñidad, sino también de Bolivia y del mundo”, afirmó al respecto el presidente Evo Morales, desde el palco oficial del evento, junto a él se ubicó el vicepresidente, Álvaro García y su esposa.

“El Gran Poder es poderío cultural: danza, música, coreografía, interpretación, diseño, bordado. Todo lo que, por lo general se presenta disperso, en esta fiesta se muestra como cultura condensada, poderío total de la cultura que se apodera de la ciudad y esto es para todo el mundo, somos creación universal”, manifestó García Linera.

En la edición 53 de la festividad, los protagonistas y organizadores asumen la premisa de una mejor organización del evento, la población acompaña el recorrido de las fraternidades, la gente se ubica en graderías. Hay masivo expendio de comida e insumos coloridos. El trayecto se inicia en la avenida Baptista de la zona Los Andes y culmina en Miraflores, a la altura del parque Roosevelt.



La fiesta deslumbra por los trajes elegantes como de las cholas de las morenadas y los morenos con sus máscaras; otros bailes, como diabladas y ritmos autóctonos, como sicureadas se destacan por el respeto a los valores culturales de trajes y música.

El alcalde Luis Revilla encabezó la representación edil desde el palco oficial y asegura confianza en que la fiesta reciba la mención internacional de la Unesco, por el valor cultural que representa. Para esta gestión son más de 36 mil danzarines que participan y 6.471 músicos.
Publicar un comentario