lunes, 5 de junio de 2017

Kevin Durant, Stephen Curry y los Warriors propinan la segunda tunda a los Cavaliers

Golden State, superior en los triples, el rebote y el ritmo de juego, coloca el 2-0 en la final (132-113)


Barcelona, El País
LeBron James y Cleveland Cavaliers tendrán que darle muchas vueltas a la final después de que Golden State Warriors brindara una nueva exhibición de su arrolladora maquinaria baloncestística. El equipo de Oakland solventó el segundo partido de la final (132-113) con parecida autoridad a la del primero, se coloca con un 2-0 en la serie final y acumula un pleno de 14-0 en estos ‘playoffs’.


Volvió a lucirse Kevin Durant, pletórico en todas las facetas, con números asombrosos: 33 puntos, 13 rebotes, 6 asistencias 3 robos y 5 tapones. Y se superó Stephen Curry, que logró el primer triple doble de su carrera en unas finales, con 32 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias, y la única pega de que perdió 8 balones. Es más, Klay Thompson despertó de su mala racha y se sumó a la excelencia 22 puntos y 7 rebotes.

Los Cavaliers rectificaron algunos de sus errores del primer duelo, pero fue insuficiente. Salieron con mucho ímpetu y dominaron incluso en los compases iniciales, con un Kevin Love muy inspirado y un LeBron muy agresivo en ataque. Pero ni siquiera el triple doble de LeBron con sirvió para evitar la segunda tunda que acabó recibiendo su equipo. La estrella de los Cavaliers sumó 29 puntos, 11 rebotes y 14 asistencias. Fue su octavo triple doble en unas finales e igualó el récord de Magic Johnson. Pero no bastó, como no bastaron los 27 puntos y 7 rebotes de Kevin Love y los 19 puntos de un Kyrie Irving por debajo de sus mejores prestaciones.

Tyronn Lue se dio por vencido cuando faltaban casi cuatro minutos para el final y retiró de la cancha a todos sus titulares. Una señal de rendición momentánea, y también una señal de su pragmatismo. El entrenador de los Cavaliers reserva así a sus mejores hombres para los dos próximos encuentros en Cleveland. Su esperanza es que pueda repetirse la situación de la final de hace un año, cuando los Warriors también empezaron ganando los dos primeros partidos, pero su equipo fue capaz de remontar un 3-1 y proclamarse campeón. Pero entonces, Curry no parecía en la forma en que se encuentra ahora, Bogut sufrió una lesión que acabó impidiéndole jugar los últimos encuentros, Draymond Green fue suspendido y no pudo jugar un partido crucial y los Warriors no contaban entonces con una estrella como Kevin Durant, que está en un estado de forma impresionante después de haberse recuperado de la lesión que sufrió a finales de febrero.

En un principio se creyó que Durántula se había fracturado la tibia. Finalmente, sufrió un esguince en un ligamento de la rodilla, del que se recuperó justo a tiempo para disputar los tres últimos partidos de la temporada fase regular.

Los Warriors también dominaron el segundo partido de la final ante los Cavaliers porque, a pesar de que perdieron 20 balones, fueron muy superiores en el rebote (53-41) y sumaron 18 triples por solo 8 de sus rivales. Curry, Klay Thompson y Kevin Durant anotaron cuatro cada uno.

Los Warriors mantuvieron, a pesar de las pérdidas, unas constantes en su ritmo de juego que les permitieron acumular 37 asistencias. Un indicio de su capacidad para desbordar la defensa de los Cavaliers. Draymond Green volvió a dar una muestra de su capacidad para potenciar la agresividad del equipo, aunque sumó cinco faltas muy pronto, y para distribuir el balón y encontrar las mejores situaciones para sus compañeros. Los Warriors encarrilan la final, aunque tienen muy presente lo que les sucedió la pasada temporada.


GOLDEN STATE, 132; CLEVELAND, 113 (2-0)

Golden State: Curry (32), Klay Thompson (22), Durant (33), Draymond Green (12), Pachulia (2) –equipo inicial-; West (2), Barnes (0), McAdoo (2), Iguodala (5), McGee (2), Livingston (10), McCaw (0) y Clark (10).

Cleveland Cavaliers: Irving (19), JR Smith (0), LeBron James (29), Love (27), Tristan Thompson (8) –equipo inicial-; Jefferson (7), Frye (2), Deron Williams (0), Derrick Williams (5), Shumpert (6), D. Jones (2), J. Jones (0) y Korver (8).

Parciales: 40-34, 27-30, 35-24 y 30-25.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.
Publicar un comentario