lunes, 12 de junio de 2017

Ivanka Trump sobre el trato a su padre: “Hay mucha maldad”

La hija y asesora del presidente afirma que “están concentrados en hacer su trabajo” pese a las polémicas que rodean a la Casa Blanca

Nicolás Alonso
Washington, El País
Ivanka Trump participó este lunes en el programa de televisión favorito de su padre. El presidente incluso lo promocionó: “¡Ivanka en Fox and Friends ahora!”, escribió en Twitter. Durante su conversación con presentadores del canal conservador, la hija y asesora defendió la gestión de su padre y aseguró que la Casa Blanca está muy concentrada en hacer su trabajo pese a las distracciones, entre ellas la investigación de la llamada trama rusa.


“Es difícil y hay un nivel de maldad que no me esperaba”, afirmó Ivanka. “Algunas de las distracciones y de la ferocidad, estaba cegada a ellas”, insistió la hija de Donald Trump una semana después de que el testimonio del exdirector del FBI, James Comey, confirmara que el presidente le expresó sus deseos de que “dejara ir” la investigación al exgeneral Michael Flynn, un personaje central de la posible connivencia entre la campaña del republicano y los rusos.

“Mi padre se sintió vindicado y es optimista”, dijo Ivanka sobre las revelaciones de Comey. El presidente y sus abogados rechazaron el testimonio del exdirector del FBI, al que Trump destituyó a principios de mayo, y aprovecharon para declarar que el republicano no se está siendo investigado tal y como se especulaba.

“Él ha estado concentrado en la razón por la que está en Washington y aquello por lo que estamos luchando: reconstruir este país”, señaló la hija. También impulsó otro mensaje de Trump: la investigación sobre la trama rusa y otros escándalos menores no son más que distracciones para él.

Los mensajes de Ivanka, una figura central en la nueva Casa Blanca, confirmaron la doble retórica que planea sobre Estados Unidos últimamente. La división es máxima. Existen dos versiones para todos los hechos. Para muchos, la petición de Trump a Comey es escandalosa y levanta los rumores sobre una posible obstrucción de la justicia, que sería motivo potencial para un impeachment. Pero para los leales al presidente, las afirmaciones del exdirector del FBI no son más que palabrería, que confirman que Trump no está bajo la mirada de la inteligencia y ponen la palabra de un ciudadano contra la del presidente, sin pruebas adicionales por el momento.
Publicar un comentario