miércoles, 28 de junio de 2017

Hasta el último minuto, Chile trató a los bolivianos como delincuentes

Llegaron hasta la frontera enmanillados y en vehículos de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI). Ellí fueron entregados a las autoridades bolivianas para su ingreso al país.

La Razón Digital / Rubén Ariñez / Pisiga
Los nueve bolivianos detenidos, procesados y condenados en Chile fueron llevados hasta la frontera enmanillados y en ocho vehiculos de la Policía de Investigaciones de ese país.


Las autoridades chilenas los trataron hasta el último minuto en su territorio como delincuentes, tal como había fallado la jueza Isabel Peña al hallarlos culpables de tres delitos: robo con violencia, porte y tenencia de armas y contrabando.

El operativo de expulsión, previo pago de una multa de aproximadamente $us 50.000, comenzó pasada la medianoche del miércoles en el penal de Alto Hospicio, en Iquique, cuando la Gendarmería chilena entregó a los bolivianos, dos militares y siete trabajadores de la Aduana Nacional, a manos de los agentes de PDI.

Los nueve detenidos en Chile ya están en suelo boliviano
Hasta ese momento había incertidumbre de lo que iba a suceder, pues la oficina consular boliviana en esa región no tenía ninguna noticia. Así lo hizo saber la periodista del canal estatal Bolivia Tv, Sandra Mariscal, quien fue parte de la comitiva que siguió el retorno de los connacionales a Bolivia.

Solo el abogado de la defensa boliviana, Claudio Vila, se encargó de despedirlos en el lugar de su encierro cuando fueron trasladados hasta la frontera, donde fueron recibidos en libertad en territorio boliviano y con muestras de afecto de sus familiares que anoche se trasladaron hasta el lugar.

Pese a las acusaciones, los agentes aduaneros defendieron a ultranza su inocencia y acusaron a las autoridades de Chile de defender a contrabandistas confesos en el juicio que se les instauró el 22 de marzo.

Bolivianos dicen que luchaban contra el contrabando y que en Chile defendieron a delincuentes
Pisaron suelo boliviano exactamente a las 07.52, justo 101 días después de aquel 19 de marzo cuando fueron detenidos.
Publicar un comentario