miércoles, 21 de junio de 2017

Hacienda acorrala a Mendes

La fiscalía denuncia a Mourinho, exentrenador del Madrid, por no declarar 3,3 millones de euros en 2011 y 2012. Es el séptimo representado por el agente portugués que se ve en esa tesitura

GORKA PÉREZ
Madrid, El País
La Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid presentó ayer una denuncia ante el Juzgado de Instrucción Decano de Pozuelo de Alarcón contra José Mourinho, el que fuera entrenador del Real Madrid desde 2010 hasta 2013, por dos delitos contra la Hacienda Pública cometidos en las declaraciones de IRPF correspondientes a los ejercicios de 2011 y 2012. Según se recoge en la denuncia, Mourinho habría defraudado 3.304.670 euros, que corresponderían a los ingresos que el técnico portugués habría obtenido en esos años en concepto de derechos de imagen, y que no reflejó en sus declaraciones tributarias.


Según las investigaciones de la fiscalía, Mourinho habría diseñado un entramado compuesto por hasta cuatro empresas para gestionar dichos ingresos, todas ellas radicadas en paraísos fiscales como Islas Vírgenes o países con una baja fiscalidad como Irlanda o Nueva Zelanda. La Agencia Tributaria (AEAT) asegura en la denuncia que tal estructura “fue creada por el denunciante con el objeto de ocultar sus derechos de imagen”.

El conglomerado empresarial de José Mourinho nació en una fecha no determinada, “pero antes del 17 de septiembre de 2004”, según señala el documento de la fiscalía, cuando el portugués suscribió un contrato por el que cedía sus derechos de imagen a la sociedad Kooper Services S.A., con sede en las Islas Vírgenes. El 17 de septiembre de 2004 esos derechos pasaron a pertenecer a la irlandesa Multisports & Image Management Limited y cuatro años después terminaron en manos de la también irlandesa Polaris Sports Limited. Irlanda es el país con el impuesto de sociedades más bajo de la UE, aplica un gravamen de solo el 12,5%, frente al 30% que se aplicaba en aquella época en España.

En 2012, la Agencia Tributaria tuvo conocimiento de que Kataia Trust, una empresa con sede en Nueva Zelanda, fue fundada por Mourinho y de la que es beneficiario junto a su esposa e hijos. Esta sociedad era titular del 100% de Kooper Services, la sociedad que el ex entrenador del Real Madrid tenía en Islas Vírgenes.

“José Mourinho no ha recibido comunicación alguna al respecto de la denuncia. Hasta el día de hoy ni Hacienda ni la Fiscalía han contactado con José Mourinho ni con los asesores que fueron contratados para el proceso inspector”, respondió a través de un comunicado Gestifute, la empresa que representa al técnico. “Mourinho, que residió en España desde junio de 2010 hasta mayo de 2013, pagó más de 26 millones de euros en impuestos, con una tasa media superior al 41 por ciento y firmó actas en conformidad con Hacienda en 2015 relativas a los años 2011 y 2012 y acta con acuerdo relativa a 2013”, añade el comunicado. “El Gobierno español en su día, a través de la Agencia Tributaria, confirmó con un certificado que había regularizado su situación y que se encontraba al día de todas sus obligaciones tributarias”, resuelve el texto.
Un agente premiado

La denuncia sobre el actual técnico del Manchester United supone una nueva mancha en la cartera de clientes que maneja su agente, Jorge Mendes. Reconocido durante seis años seguidos (2010-2016) como mejor representante de futbolistas por la organización Globe Soccer, que reúne a los principales representantes del mundo de fútbol (FIFA, ECA, UEFA), el intermediario portugués, presidente de la compañía Gestifute y asesor del fondo de inversión deportivo Quality Sports Investment, vuelve a situarse en el centro de la polémica después del cúmulo de denuncias que se están produciendo sobre muchos de sus representados.
Hacienda acorrala a Mendes ampliar foto

Gestifute aseguró la semana pasada a través de un comunicado que “ni Jorge Mendes ni la sociedad que dirige, Gestifute, participan ni prestan servicio alguno relacionado directa ni indirectamente con el asesoramiento financiero, fiscal ni legal de sus representantes, más de 200 grandes deportistas de todo el mundo”.

La denuncia sobre Mourinho se une a las de Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao, Fabio Coentrão, Ricardo Carvalho, Pepe, Ángel Di María y a la imputación que el propio Mendes recibió el pasado 27 de junio en el marco de la instrucción del caso de Radamel Falcao. Mendes tendrá que declarar en calidad de investigado por sus labores de asesoramiento sobre el jugador colombiano. Gestifute asegura que Jorge Mendes no había recibido hasta la semana pasada citación alguna para declarar.La colección de denuncias presentadas sobre los futbolistas gestionados por Mendes deja al descubierto un proceder que choca con la interpretación de Hacienda sobre la declaración de los derechos de imagen.

Desde 2014, la Agencia Tributaria aplica una interpretación más restrictiva de las normas fiscales que aplica sobre los derechos de imagen, lo que ha provocado que numerosos deportistas sean sancionados por irregularidades fiscales. La legislacion sobre este asunto cambia en 2006, cuando la Agencia Tributaria estableció un cambio legal que dejaba sin contenido el régimen especial de la ley impulsada en 1996 por el Gobierno del PP, la conocida como regla del 85/15, en la que se permitía cobrar a los futbolistas una parte de sus ingresos vía nómina, el 85%, que tributaba al máximo del IRPF, un 52% de media, y la otra, el 15% restante, a través de una sociedad que gestionaba los derechos de imagen y que tributaba a partir del impuesto de sociedades, que se rebaja hasta el 30%.

Esta modificación supuso que a ojos de Hacienda ese 15% que los clubes pagaban a las distintas empresas de los futbolistas se incluyera en el salario total, y fuera el 100% de la retribución percibida la que tributase al tipo máximo del IRPF. A este cambio se unió también una nueva disposición por la que los agentes de los deportistas cobrarían el 10% de las comisiones de los traspasos directamente del jugador, y no a través de los clubes.

Mourinho es el último de los representados por Jorge Mendes que tiene que vérselas ahora con la justicia.


Técnicos y jugadores denunciados

Desde que Hacienda centrase el foco en las declaraciones de los derechos de imagen en el mundo del fútbol, siete de los representados por Jorge Mendes han sido denunciados.

José Mourinho: 3,3 millones de euros entre 2011 y 2012.

Radamel Falcao: 5,6 millones de euros entre 2012 y 2013.

Cristiano Ronaldo: 14,7 millones de euros entre los años 2011 y 2014.

Ricardo Carvalho: no ha trascendido la cantidad defraudada entre 2011 y 2012.

Ángel Di María: 1,3 millones de euros entre 2012 y 2013.

Pepe: 3,7 millones de euros entre 2010 y 2013.

Fabio Coentrão: 1,29 millones de euros entre 2012 y 2014.

Publicar un comentario