sábado, 10 de junio de 2017

Estados Unidos pide a los aliados árabes que relajen el bloqueo a Qatar

El secretario de Estado cambia el discurso de Trump y alerta de las "consecuencias humanitarias" en el país, donde el Pentágono tiene una base aérea

Amanda Mars
Washington, El País
El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, pidió este viernes a Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin que suavicen el bloqueo que decidieron en bloque contra Qatar. Tillerson alegó a "razones humanitarias". alertó contra una escalada de tensión y corrigió así la primera reacción del presidente, Donald Trump, quien esta misma semana bendijo la medida y hasta insinuó que era mérito suyo. Apenas unas horas después de las palabras de Tillerson, de hecho, Trump insisitió en que Qatar debía dejar de apoyar al terrorismo, pero no mencionó esta petición de suavizar el bloqueo.


Tillerson convocó a la prensa para una declaración en la que pidió que no haya una "escalada de tensión" en la zona después de que el pasado lunes esos cuatro países anunciaran de forma concertada la ruptura de relaciones con el pequeño país del golfo Pérsico, al que acusan de apoyar el terrorismo por la vía del apoyo al islam político y la simpatía con Irán.

"Hay consecuencias humanitarias por este bloqueo, estamos viendo escasez de comida, familias que se separan de forma forzosa y niños que se ven fuera del colegio. Creemos que hay consecuencias no buscadas especialmente durante el mes del Ramadán", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, y confió en que las partes rebajen la tensión y resuelvan sus diferencias.

El presidente americano, en cambio, evitó este asunto y se centró en pedir "a Qatar y otras regiones que hagan más y más rápido" contra el terrorismo, que el país del Golfo Pérsico que deje de "financiar el terrorismo], de enseñar a matar", dijo en la rueda de prensa en la Casa Blanca con motivo de la visita del presidente de Rumanía, Klaus Iohannis.

Las palabras de Tillerson tampoco tienen mucho que ver con las de Trump el martes. “Durante mi reciente viaje a Oriente Próximo ya defendí que no podía haber financiación de la ideología radical. Los líderes señalaron a Qatar. ¡Mirad!”, publicó en su cuenta de Twitter. “Qué bien que el viaje a Arabia Saudí con el Rey y otros 50 países ya esté dando frutos. Dijeron que se pondrían duros con la financiación y el extremismo y todas las referencias eran a Qatar”, añadió, obviando que allí Estados Unidos tiene una importante base militar. Al día siguiente, no obstante, se ofreció a mediar y ofreció una reunión en la Casa Blanca.
"Qatar debe hacer más y más rápido"

Ha habido también un mensaje para Qatar por parte de Washington. "Llamamos a Qatar a reaccionar a la preocupación de sus vecinos, tiene una historia de apoyo a grupos que pasan del activismo a la violencia", afirmó Tillerson. El emir, concedió el estadounidense, ha avanzando "en cortar financiación y expulsar elementos terroristas del país", pero "debe hacer más y más rápido".

Ahora mismo la solución no parece cerca. Qatar cree completamente inmerecido el aislamiento y descarta cambios en sus políticas. “No vamos a renunciar a nuestra política exterior independiente”, ha declarado este jueves su ministro de Asuntos Exteriores, dijo el jeque Mohamed Bin Abdulrahman al Thani el jueves. “No sabemos qué hemos hecho para merecer semejante nivel de castigo. Se nos acusa de tratar con Irán, pero no se han tomado medidas similares hacia Irán; también de que financiamos a los peores grupos del mundo, pero no se nos han presentado pruebas”, añadió.
Publicar un comentario