jueves, 29 de junio de 2017

El ‘número tres’ del Vaticano, acusado de abusos sexuales a niños en Australia

El cardenal George Pell, responsable de Finanzas de la Santa Sede, es citado a declarar ante un juez en Melbourne

El País
El 'número tres' y responsable de Finanzas del Vaticano ha sido acusado este jueves de múltiples abusos sexuales contra niños en Australia, según ha afirmado el comisario australiano Shane Patton. "La policía de Victoria ha acusado al cardenal George Pell de delitos de abuso sexual" cometidos en el pasado, ha declarado a los periodistas. El eclesiástico ha negado "enérgicamente" los cargos, según la agencia France Presse.


El anuncio ocurre ocho meses después de que agentes policiales interrogaran a Pell en Roma sobre estas acusaciones, que él desmiente. El cardenal, de 76 años y el más alto representante de la Iglesia Católica en Australia, ha sido citado a comparecer el 18 de julio ante el tribunal de primera instancia de Melbourne. Es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80) y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), ambas en el Estado de Victoria.

La citación es el resultado de una larga investigación, solicitada por el Gobierno australiano en 2012 dentro del marco de una serie de respuestas institucionales contra el abuso sexual a niños. Pell, que había comparecido tres veces ante la comisión de investigación, afirmó haber errado en la gestión de los curas pedófilos en el Estado australiano de Victoria en los años 70. Según recoge The Guardian, después de que se conociera la posibilidad de que fuera inculpado, el clérigo dijo que continuará cooperando plenamente con la justicia: "Me gustaría reafirmar mi inocencia".

El eclesiástico fue ordenado cura en 1966 en Roma, antes de regresar a Australia en 1971, donde ascendió en la jerarquía católica. En 2014, el papa Francisco le eligió para trabajar en la transparencia de las finanzas del Vaticano.

Una de las primeras medidas que tomó Francisco como Papa fue la de impulsar una cruzada contra la pederastia. A finales de 2013, fue creada una comisión específica para luchar contra la pederastia en el seno de la Iglesia. Un año después el Papa se disculpó públicamente ante víctimas de abusos sexuales por eclesiásticos "por los pecados de omisión por parte de la Iglesia".
Publicar un comentario