lunes, 5 de junio de 2017

El machismo sigue presente en la sociedad chilena

La mayoría de chilenos apoya afirmaciones que desvalorizan el desarrollo profesional de la mujer, según la encuesta del Centro de Estudios

Rocío Montes
Santiago de Chile, El País
Pese a que en los últimos años en la sociedad chilena se han abierto debates históricamente silenciados —como la despenalización del aborto, el acoso callejero y los feminicidios—, el machismo parece instalado en las entrañas culturales de la población del país sudamericano. De acuerdo a la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) dada a conocer el pasado viernes, la mayoría de los ciudadanos apoya afirmaciones que desvalorizan el desarrollo profesional de la mujer, cuyo papel identifican sobre todo con la familia y el cuidado de los hijos.


“Considerando todo lo bueno y todo lo malo, la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja tiempo completo”, fue una de las sentencias. El 61% de los encuestados señaló estar de acuerdo o muy de acuerdo.

Según la información del CEP, la mayor parte de los chilenos apoya las siguientes afirmaciones: “Ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado” (46%), “Tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desea es un hogar e hijos” (45%) y “Es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja” (58%). En este grupo de sentencias apenas en una se advierten percepciones igualitarias entre madres que trabajan fuera del hogar y las que se dedican a su casa: la mayoría, un 57%, piensa que “una madre que trabaja puede establecer una relación tan cálida y sólida con sus hijos como una madre que no trabaja”.

En abril de 2012, el CEP hizo el mismo grupo de preguntas y, aunque las percepciones machistas han retrocedido respecto de hace cinco años, la disminución ha sido leve si se observan los cambios sociales que se han registrado en los últimos años. Asuntos como la violencia machista y el acoso callejero se han instalado en la sociedad. En 2013, por ejemplo, los chilenos eligieron a una mujer, Michelle Bachelet, por segunda vez como su presidenta.

Aunque no es claro que este Gobierno pueda cumplir con su promesa de campaña de despenalizar el aborto en tres supuestos —peligro de vida de la madre, malformación fetal y violación—, de acuerdo a la encuesta de CEP un 27% cree que las interrupciones del embarazo deben estar siempre prohibidas, un 49% estima que solo deben estar permitidos en casos especiales y un 21% piensa que “debe ser una opción para las mujeres en cualquier caso”.

En un país donde este 2017 se han producido 31 feminicidios y una mujer de 68 años fue quemada viva hace dos semanas en el sur del país, la mayoría de la población sigue teniendo percepciones machistas con respecto al papel que deben tener las mujeres como proveedoras económicas de los hogares. La mayoría de los encuestados, un 46%, estima que puede haber problemas en la pareja si la mujer gana más dinero que el hombre. Un 79%, sin embargo, piensa que tanto el hombre como la mujer deben contribuir al ingreso familiar y un 51% no cree que labor de un hombre sea ganar dinero y la labor de la mujer sea cuidar del hogar y la familia.

La encuesta del CEP desveló también que determinados aspectos racistas siguen presentes en la sociedad chilena y que incluso han aumentado. En 1982 los extranjeros representaban el 0,7% de la población, actualmente llega al 2,7%.
Extranjeros y criminalidad

De acuerdo al sondeo, un 41% de los encuestados piensa que los inmigrantes elevan los índices de criminalidad, lo que representa un aumento respecto de 2003, cuando un 35% apoyaba esa sentencia. De acuerdo a la información oficial, apenas un 1% de los extranjeros en Chile ha sido detenido por cometer algún delito.

En paralelo, un 40% de la población piensa que los extranjeros le quitan el trabajo a los chilenos. Según el sondeo, sin embargo, la mayoría de la población piensa que los inmigrantes mejoran la sociedad chilena con nuevas ideas y culturas (35%), que “los inmigrantes legales que no son ciudadanos deberían tener los mismos derechos que los ciudadanos chilenos” (50%) y que “los inmigrantes están más dispuestos a trabajar” (65%).
Publicar un comentario