lunes, 19 de junio de 2017

El cambio irrumpe en la Asamblea Nacional francesa

Solo un 25% de los diputados mantiene su escaño en un parlamento más femenino y más joven que el anterior

Silvia Ayuso
París, El País
Los ujieres de la Asamblea Nacional de Francia tendrán mucho trabajo los próximos días. De los 577 diputados recién elegidos, muchos nunca habían puesto un pie antes en el hemiciclo francés. Solo el 25% de los legisladores que debatirán las leyes del presidente, Emmanuel Macron, repiten mandato. La nueva Asamblea Nacional es más nueva, también la más femenina de su historia, y una de las más jóvenes.


Con su victoria por una circunscripción de Vaucluse, en el sureste del país, Brune Poirson, una empresaria de 34 años, licenciada por la London School of Economics y candidata por el oficialista La República en Marcha (LRM), ha contribuido a que la nueva Asamblea Nacional sea la más femenina de la historia de Francia. “Un momento histórico para la representación de mujeres en la Asamblea Nacional”, celebró Catherine Barbaroux, presidenta en funciones de la formación de Macron.

El nuevo hemiciclo contará con 223 mujeres, el 38,6% de los diputados. Son 68 parlamentarias más que en el último quinquenio, que ya batió un récord. “Esta evolución sin precedentes es un avance significativo (y) prueba de que la paridad no es ya una opción, sino una exigencia democrática”, destacó Danielle Bousquet, presidenta del Alto Consejo de Igualdad entre Mujeres y Hombres (HCE). Sin embargo, tal como ha denunciado este organismo oficial creado en 2013, el francés sigue sin ser, ni de lejos, un parlamento paritario, a pesar de que desde 2014 se pena económicamente a los partidos que no la respetan. Hasta 28 millones de euros perdieron las formaciones políticas el último quinquenio por no ser paritarias, según el HCE, que también ha denunciado la tendencia de los partidos a colocar candidatas en los distritos más difíciles de ganar, por lo que acaban siendo elegidos más hombres que mujeres.

Según Poirson, el partido de Macron se ha desmarcado de esta tendencia, lo que hace que un 47% de sus diputados sean mujeres. El LRM decidió "de forma proactiva darle escaños ganadores a las mujeres”, aseguró a la agencia Reuters, aunque ella misma no lo tuvo tan fácil en su distrito, antiguo feudo del Frente Nacional.

Ludovic Pajot es, con sus 23 años, uno de los responsables del rejuvenecimiento de Asamblea Nacional. La edad media de los nuevos diputados es de 48 años, frente a los 54 del último quinquenio.

Pajot, diputado del Frente Nacional por la región de Pas-de-Calais, uno de los feudos de la formación de extrema derecha, es el benjamín del hemiciclo, aunque es un récord que ostenta solo por unos meses. Typhanie Degois, de LRM, es solo diez meses mayor.

El mayor número de diputados jóvenes lo proporciona sin embargo Francia Insumisa, de Jean-Luc Mélenchon, con una media de 43 años (salvo su líder, que ya ha cumplido los 65). Le sigue el partido de Macron (45 años de promedio) y el FN (48 años). Los partidos tradicionales son los que también tienen candidatos más mayores: los de Los Republicanos tienen una media de 52 años, aunque frente al promedio de 55 de la legislatura anterior también se han rejuvenecido; y tanto socialistas como comunistas tienen una edad media de 54 años.

Una Asamblea Nacional con muchas caras nuevas, o casi

Typhanie Degois fue la estrella indiscutible en el primer día en que los nuevos diputados accedieron al que será su lugar de trabajo en los próximos cinco años. La joven reúne las condiciones que diferencian este hemiciclo: es una de las mujeres que ha contribuido a feminizar el hemiciclo y es la segunda diputada más joven de esta legislatura pero, sobre todo, es una cara totalmente nueva, una de las características particulares del parlamento que deberá discutir las leyes que proponga el Gobierno de Macron.

En sus primeras declaraciones desde la Asamblea Nacional, Degois, 24 años, diputada por LRM de Saboya y recién licenciada en Derecho, aseguró que su salto a la política corresponde a un “compromiso ciudadano” y no a un intento de hacer carrera política. No será la única novata de este Parlamento. Según Le Monde, solo el 25% de los diputados, 147, han renovado mandato. Libération precisa que otros 228 han sido elegidos al menos una vez con anterioridad, aunque no para la última legislatura. Lo que deja en 200 el número de legisladores para los que esta es la primera vez que se embarcan en esta aventura política, como Degois.

Los supervientes de la Asamblea Nacional

Manuel Valls entró el lunes con paso firme en la Asamblea Nacional a reclamar el escaño que le ha permitido salvar su carrera política, a pesar de que su rival en la segunda vuelta, la candidata de Francia Insumisa, ha impugnado los resultados. El que fuera primer ministro en el gobierno de François Hollande y fracasado candidato a las primarias socialistas es uno de los supervivientes en un Parlamento muy renovado. También han podido reconducir su carrera gracias a un escaño políticos renombrados como los excandidatos presidenciales Jean-Luc Mélenchon, Marine Le Pen, Nicolas Dupont-Aignan o Jean Lasalle, o el exministro socialista Stephane Le Foll. En el camino se han quedado grandes figuras de la política del último quinquenio como el secretario del Partido Socialista Jean-Christophe Cambadélis, que no pasó ni a la segunda vuelta y que presentó su dimisión tras la debacle socialista en estas legislativas.
Publicar un comentario