jueves, 29 de junio de 2017

El Bolívar celebra el título con agónico triunfo ante el Oriente Petrolero


La Paz, EFE
Bolívar, al mando del español Beñat San José, celebró el título del torneo boliviano Apertura con un agónico triunfo por 1-0 ante el Oriente Petrolero, al disputarse hoy la vigésima segunda y última jornada.


El paraguayo-boliviano Nelson Cabrera, quien se despidió esta noche del Bolívar, fue el héroe de los 'celestes' al convertir de penalti en los minutos de descuento la única anotación del partido disputado en La Paz.

Tras el gol se desató la fiesta en el estadio paceño Hernando Siles, donde la Academia paceña recibió oficialmente la copa del torneo, que ya había ganado el domingo en la penúltima fecha.

Los 'celestes' festejaron de esta forma junto a su hinchada la corona número 21 del club en la historia de la Liga Profesional del Fútbol Boliviano (LPFB), nacida en 1977, y la estrella número 27 en la historia general de los campeonatos nacionales profesionales de Bolivia, que comenzaron en 1950.

Nelson Cabrera marcó de penal el único gol cuando se jugaban seis minutos de adición.

Con la mente puesta en las medallas, en la vuelta olímpica y en el trofeo, los dirigidos por Beñat San José no se exigieron al máximo ante un equipo refinero que llegó hasta el Hernando Siles plagado de suplentes. Los de Villegas, sin embargo, pese a no contar con los habituales titulares aguantaron al local que dominó todo el partido. La primera parte terminó con el marcador en blanco.

El segundo periodo, casi fue calcado al primero. Con un Bolívar dominador. Leonel Justiniano, Gastón Sirino y Juan Eduardo Fierro tuvieron a maltraer a la zaga albiverde, que no hizo una. Los centrales Luis Haquín e Ignacio García concedieron muchas licencias. El que tuvo una destacada actuación fue el meta Pedro Galindo, hasta que se fue expulsado a los 94 minutos. El árbitro Óscar Maldonado lo mandó a las duchas por doble amarilla.

Para Bolívar y su hinchada las unidades eran lo de manos. Y el ruidoso festejo recién se desató ni bien marcó el final del partido Maldonado. Los celestes desde ese momentos comenzaban a gritar "¡Bolívar campeón!, ¡Bolívar campeón!". Las más de 35.000 personas aproximadamente gritaron y aplaudieron a sus campeones.

Y es que no era para menos. La academia lideró gran parte del Apertura en un torneo que además de consagrarse marcó el adiós del fútbol al Wálter Flores. El capitán celestes jugó hasta el minuto 86 del compromiso. También se anunció la salida del chileno Ronnie Fernández. Este último se va al fútbol árabe.

La fiesta celeste se extenderá por largas horas en El Prado paceño y en otras ciudades del país donde Bolívar tiene seguidores.
El Bolívar acabó el torneo con 50 puntos logrados mediante 16 victorias y dos empates.

Fue el equipo más goleador con 59 dianas a favor y, además, la suya fue la valla menos vencida, con tan sólo 16 goles en contra.

Los dirigidos por el vasco San José tendrán unos días de descanso y luego retomarán los entrenamientos con miras a la segunda fase de la Copa Sudamericana, en la que se medirán en julio próximo con Liga de Quito.

En Santa Cruz, el The Strongest, del exseleccionador venezolano César Farías, no pudo con el Blooming, que se hizo respetar en casa y le goleó por 4-1.

La Academia cruceña logró el triunfo con un doblete del argentino César Pereyra y goles de Mauricio Saucedo y Pablo Salinas.

Pese a la caída, los 'atigrados' quedaron en segundo lugar en la clasificación con 41 unidades.

Más temprano, el Guabirá se impuso por 3-1 al Real Potosí con dos anotaciones de Carlos Saucedo y una del juvenil Fran Supayabe.

Los dos goles anotados permitieron a Saucedo sumar 17 y superar la marca del argentino Enzo Maidana, del Petrolero, que con 16 dianas fue hasta hoy el máximo artillero del campeonato.

El torneo concluirá mañana con los partidos Nacional Potosí-San José, Sport Boys-Universitario y Wilstermann-Petrolero.
Publicar un comentario