jueves, 1 de junio de 2017

El Atleti tenía 65 casos graves de menores, el Barça cinco y el Madrid, dos

Madrid, AS
El número de fichajes irregulares de menores es un dato que influyó en las sanciones recibidas por los tres clubes españoles sancionados, pero no el único que explica la razón por la que al Real Madrid se le redujo el castigo a la mitad mientras que a Barça y Atlético se les mantuvo íntegro.



El Real Madrid fue investigado por casi medio centenar de fichajes de menores. Pudo justicar la mayoría de ellos, pero finalmente fue sanciondo por entender la FIFA que había irregularidades en ocho de ellos. El club blanco rebajó a sólo dos los fichajes mal acometidos, y obtuvo una rebaja de la sanción por parte del TAS. El Barça por su parte, acumuló once casos de menores fichados de forma irregular, y fue sancionado por cinco. El Atlético se fue hasta los 183 casos sensibles y finalmente ha sido sancionado por 65 casos graves. Evidentemente, el número de infracciones ha sido decisivo en la decisión del TAS.

Pero además ha habido otros dos factores que han llevado las sentencias por un lado o por otro. Barça y Atlético fueron juzgados por un tribunal de tres jueces. Dos de ellos han sido coincidentes: Efraim Barak y Ulrich Haas. Ambos han mantenido el criterio con el que sancionaron al Barça para ratificarse en el del Atlético. El Madrid, sin embargo, fue juzgado por un sólo árbitro, Michele Benasconi, quien aplicó un criterio distinto en lo que se refiere al fichaje de menores de 12 años, para los que entendió, en contra del criterio de Barak y Haas, que no hace falta la petición de transferencia. Además, también ha sido así, la estrategia de defensa del Madrid ha sido más efectiva que la del Atlético. El Madrid llevó ante el TAS a familiares de todos los menores afectados por la sanción que declararon a favor del club, mientras que el Atlético se apoyó en dos funcionarios de la Federación pero no llevó familares ante el tribunal.
Publicar un comentario