jueves, 29 de junio de 2017

Declarados culpables los cinco acusados de asesinar al opositor ruso Nemtsov

La familia del político, que fue acribillado frente al Kremlin, considera el juicio un "fiasco total"

Pilar Bonet
Moscú, El País
Los cinco hombres de origen checheno que se sentaban en el banquillo como acusados del asesinato del político ruso Borís Nemtsov fueron declarados culpables el jueves por el jurado del proceso a punto de concluir en un tribunal de Moscú. Nemtsov, que fue vicejefe de Gobierno de Rusia responsable de la reforma económica en la década de los noventa del pasado siglo, cayó abatido a tiros en las inmediaciones del Kremlin en la noche del 27 de febrero de 2015 cuando regresaba a pie desde la plaza Roja a su cercano domicilio. Los procesados son los presuntos ejecutores del crimen, pero el juicio, que ha durado más de ocho meses, no ha esclarecido quienes fueron los perpetradores y organizadores del asesinato y ha evitado las pistas que llevan a los motivos políticos y al entorno del líder de la república caucásica de Chechenia, Ramzán Kadírov.


Nemtsov, que tenía 55 años en el momento de su muerte, fue considerado durante un tiempo como favorito de Boris Yeltsin para su sucesión. Posteriormente, se convirtió en uno de los líderes de la oposición liberal rusa y se distinguió por sus críticas e investigaciones sobre distintos aspectos de la política de Vladímir Putin (incluido el papel de Rusia en el conflicto de Ucrania, tema que le ocupaba cuando lo mataron). El principal acusado del crimen es Zaur Dadáiev , exoficial del batallón Sever (Norte), una unidad armada que opera en Chechenia y es dirigida por chechenos, pero que oficialmente se subordina al mando del Ministerio del Interior ruso en el Cáucaso.

De los 12 miembros del jurado, 10 consideraron que Dadáiev era culpable y que fue él quien apretó el gatillo y asesinó a Nemtsov, tras ponerse de acuerdo sobre la recompensa a percibir y organizar el seguimiento del político. Dos de los miembros del jurado votaron en contra del veredicto de culpabilidad y cuatro opinaron que Dadáiev merece benevolencia. Los otros cuatro acusados fueron calificados de cómplices de Dadáiev por el jurado. Se trata de los hermanos Anzor y Shagid Gubáshev, Ramzán Bajáiev y Tamerlán Eskejánov. Un sexto acusado, Beslán Shabánov, murió en extrañas circunstancias durante su detención en Chechenia.

De forma unánime, el jurado consideró que los acusados actuaban como miembros de una banda delictiva. Los investigadores del caso habían alegado que el asesinato fue encargado por Ruslán Mujudínov, pero el expediente de este personaje fue aislado del resto del proceso. Mujudínov, sobre el que pesa una orden internacional de búsqueda y captura desde noviembre de 2015, era el chofer de Ruslán Gereméiev, ex vicejefe del batallón Sever y uno de los allegados de Kadírov. Los abogados de la familia Nemtsov consideran que el papel de Mujidínov ha sido exagerado para desviar la atención de otros personajes más importantes.

Según la versión del fiscal, Dadáiev compró teléfonos para sus cómplices y los hermanos Gubáshev ayudaron a seguir a Nemtsov y contemplaron su asesinato desde un automóvil ZAZ Chance. Eskerjánov ayudó a los demás a ponerse a salvo y Bajáiev los trasladó y los alojó temporalmente en su domicilio en las afueras de Moscú mientras preparaban el crimen. Tras el veredicto del jurado, corresponde al fiscal proponer la pena y al juez, dictar sentencia. La familia Nemtsov ha anunciado que va a recurrir contra el proceso y la hija del político asesinado, la periodista Zhana Nemtsova, que reside en Alemania, considera el caso como "no resuelto".

"Los jurados han dado un veredicto acusador a los cinco ejecutores del asesinato de mi padre (...) pero el caso no está aclarado", afirmaba Nemtsova en su página de facebook. Según Nemtsova, la culpa de Bajáiev no está sustentada por un número suficiente de pruebas, la "investigación murió sin haber comenzado" y los investigadores se las compusieron para no encontrar siquiera a Ruslán Mujudínov". Según la periodista, Ruslán Gereméev, hombre del "entorno próximo de Kadírov" fue el "jefe" del grupo delictivo "pero se le acusó de nada". "No vemos ningún deseo del comité investigador de resolver y encontrar a quienes organizaron y ordenaron (el crimen)", dijo Nemtsova, según la cual la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa decidió preparar un informe especial sobre la investigación del asesinato . "Los investigadores y el tribunal se empeñaron de una forma increíble en no reconocer el asesinato como político", continuó Nemtsova.

El tribunal, dijo, rechazaba las preguntas que de forma directa o indirecta indicaban que Nemtsov era político y activista público y que justamente este hecho fue el motivo del crimen. Los investigadores y el juez "niegan lo evidente" y "no pudieron averiguar ni un solo motivo para el crimen", afirmó la hija del asesinado, cuya petición de llamar a declarar a Kadírov y otros políticos de su entorno, así como a Víctor Zólotov, fue rechazada por el tribunal. Zólotov, que ahora dirige la Guardia Nacional (con funciones antidisturbios), era en 2015 responsable de todas las tropas del ministerio del Interior, bajo cuya jurisdicción está el batallón Sever. "Se dio la orden de encontrar los ejecutores y realizar un juicio. Y así se hizo", dijo Nemtsova, que califica el proceso de "imitación"."Seguiremos luchando para esclarecer toda la verdad con todos los métodos posibles", señaló.
Publicar un comentario