domingo, 25 de junio de 2017

Cristina se postula al Senado y el peronismo irá dividido a las PASO para enfrentar al Gobierno

La ex preisdente buscará una banca en el Senado nacional. Sin acuerdo con Randazzo, hay varias ofertas PJ.

Buenos Aires, Clarín
Seis años después de su último round electoral, Cristina de Kirchner se inscribió ayer como candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana (UC), sello propio que excluye al PJ pero que, en la práctica, es una de las ofertas del panperonismo.


Florencio Randazzo será otra. El ex ministro, que anteanoche se vio a solas con la ex presidente, se anotó para senador pero tendrá que sortear la sinuosa primaria del PJ donde lo torean una lista de Mario Ishii (que no es candidato) y otra del ex camporista José Ottavis, que va como diputado.

"La gente me lo pide" le dijo CRistina a Randazzo en una charla mano a mano la noche del viernes en Recoleta. "No tenés que ser candidata, vas a perder con Gladys González" le planeó, según reconstruyó Clarín, en referencia a la desconocida candidata PRO.
Mirá también
Fernanda Vallejos, la candidata de Cristina Kirchner: discípula de Kicillof y seguidora de Boudou

Fue el portal mágico para juntar a Cristina y Randazzo. La ex presidente le ofreció ser su segundo para el Senado o encabezar Diputados. El ex ministro dijo no. Ayer tuvo dos reuniones intensas con sus socios definitorias. A las 17 horas bajó la persiana.

Cristina trató, con un protocolo de condiciones que Randazzo no aceptó- evitar otro cisma peronista como el que encarnó en 2013 Sergio Massa, su ex jefe de Gabinete que es la tercera vertiente panperonista pero anuda una pata post radical vía Margarita Stolbizer.

La dispersión peronista ofrece otro dato para el Güinnes político criollo: tres de las boletas que se enfrentan a Cristina están encabezadas por dirigentes que formaron parte de sus gabinetes. Randazzo, que fue ministro del Interior, va por Frente Justicialista, Massa por el Frente Renovador y Graciela Ocaña, que su su minsitra de Salud, como primera diputada por Cambiemos.

Cristina eligió como compañero de fórmula a Jorge Taiana, que fue su canciller hasta 2010 -renunció molesto por el trato de la ex presidente- y que forma parte de la mesa chica del Movimiento Evita, agrupación que se convirtió en unos de los puntales de Randazzo.

Taiana fue, supo Clarín de fuentes K, quien gestionó la reunión de la noche del viernes en busca de un entendimiento entre Cristina y Randazzo. Sin embargo, el kirchnerista presente en el departamento de la ex presidente en Recoleta era Jorge Ferraresi, alcalde de Avellaneda.

Ferraresi, el y más inquieto armador K en la provincia, cobró por su lealtad: su esposa, Magdalena Sierra es una de las candidatas -a pesar que es senadora provincial y tiene mandato hasta 2019- en boleta de diputados K (ver nota aparte).
Mirá también
Daniel Scioli, de candidato a presidente a quinto en la lista de diputados

La ex presidente jugó, casi hasta el final, con la intriga antes de firmar el acta de candidata para competir en una elección en la que, por primera vez, no será oficialista. Desde que arrancó, en 1989 como postulante a diputada provincial en Santa Cruz, siempre tuvo un gobierno atrás: primero la intendencia de Rio Gallegos, luego la gobernación de Santa Cruz y en sus últimas tres duelos (2005, 2007 y 2011) la Nación.

La última vez que Cristina fue candidata fue en 2011 cuando reelegió, con 54%, como presidente. Antes compitió en 1989 como diputada provincial, reeligió en 1993, fue convencional contistituyente en 1994 y luego diputada nacional en 1997.

Fue, en dos ocasiones, candidata a senadora: en 2001 por Santa Cruz y en 2005 por la provincia de Buenos Aires, donde este año quiere repetir. La ex presidente acumula un récord de infalibilidad electoral: ganó todas las elecciones en las que compitió.

Es, además, la segunda vez que compite por fuera del PJ: en 2005, enfrentó a Hilda "Chiche" Duhalde por una banca nacional por la provincia, y lo hizo por el Frente para la Victoria (FpV) contra el peronismo oficial que postulaba a la esposa de Eduardo Duhalde.​
Publicar un comentario