lunes, 5 de junio de 2017

Crece la amenaza de ISIS en Filipinas: los terroristas destruyeron y quemaron una iglesia en Marawi

Los yihadistas destrozaron un centro religioso en medio de los sangrientos enfrentamientos con el Ejército del presidente Rodrigo Duterte

Infobae
En las últimas semanas los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) aumentaron la presión sobre el Ejército de Filipinas. En el marco de los sangrientos enfrentamientos, en las últimas horas los yihadistas volvieron a tener como blanco a la comunidad católica.

En las imágenes se puede observar cómo los yihadistas destruyen todo lo que se encuentran a su paso, como cruces, esculturas religiosas, etc. En un tramo del clip, se ve a un joven extremista rompiendo una imagen del papa emérito Benedicto XVI.

Luego de destrozar la iglesia, los combatientes de ISIS quemaron el templo.

No es la primera vez que los terroristas atacan un centro religioso.

Hace menos de dos semanas los islamistas ingresaron en la Catedral de St. Mary's, también en Marawi, donde secuestraron a varios fieles. Entre ellos, un sacerdote.

En medio de los enfrentamientos en el país entre ISIS y el Ejército, el presidente Rodrigo Duterte decretó la ley marcial en esa zona del sur del país asiático.

Los combates en esta ciudad de mayoría musulmana y con 200.000 habitantes, estallaron tras un ataque de las fuerzas de seguridad contra una casa que creyeron que era la guarida de Isnilon Hapilon, considerado el jefe de ISIS en Filipinas.
Publicar un comentario