miércoles, 21 de junio de 2017

COPA CONFEDERACIONES / Cristiano relanza a Portugal

Un gol de cabeza del jugador del Madrid acerca a su selección a semifinales. Rusia apretó en la segunda parte, pero la falta de acierto y Rui Patricio evitaron el empate.

Carlos Forjanes
As
Con razón Rusia temblaba ante la presencia de Cristiano. El astro portugués desnudó lo que es la selección rusa a un año vista de su Mundial: un equipo que amenaza con ser la España de 1982 o la Sudáfrica de 2010, invitados en su propia fiesta. Putin, que pide (más bien ordena) a sus futbolistas que “sean guerreros”, no estará contento de poner simplemente el atrezzo...


Cristiano no tuvo que jugar a ir abriendo las matrioskas con la poblada defensa rusa. En el minuto 8 les hizo un roto del que Rusia ya no se recuperó más. Bernardo Silva, el nuevo capricho de Guardiola, analizó por donde entrar, William Carvalho metió un centro buenísimo y Cristiano le puso una banderilla a Kudryashov (que ni saltó) y otra a Akinfeev, al que el cabezazo a quemarropa le pasó entre las manos.

A Fernando Santos le están lloviendo las críticas pese a la Eurocopa y tampoco esperará piropos pese al buen resultado. Pero con colegas como el osetio Cherchesov, un bigote enfadado a un hombre pegado, todo es más sencillo. El seleccionador ruso recibe lo que propone. Racanería pagada con derrotas. La primera ocasión rusa fue en el minuto 41. Mientras, Cristiano estuvo a punto de convertir a Vasin en carne de meme con un regate espectacular hacia afuera tras una bicicleta, que despejó Akinfeev como pudo. Portugal acabó la primera mitad con el 62 por ciento de posesión. Rusia, un disparo, y fuera.

Salvando las distancias, Cristiano está cómodo porque, al igual que el Madrid, es una Portugal de laterales. Guerreiro y Cedric, la versión portuguesa de Carvajal (miden lo mismo) que nadie se explica qué hace aún en el Southampton. De sus centros y de la privilegiada cabeza del siete vive Portugal en muchos tramos del partido. El equipo se echa descaradamente en brazos de Cristiano y este le devuelve el afecto con 13 goles en sus últimos ocho partidos con su país. “Ronaldo, casémonos”, decía la pancarta de una aficionada. El amor está en el aire.

Hasta André Gomes parece que se ha dejado a su gemelo errático en Barcelona. Hizo un partido muy apañado y estuvo a punto de servir el 0-2 a Cristiano en el 63, pero al madridista le faltó flequillo que peinar bien la pelota. Pero Portugal no va sobrada en esta Copa Confederaciones y se dejó llevar. La última media hora, Rusia mostró algo de entereza y al fin atacó, más por atoramiento que hilvanando fútbol hasta el punto de que casi desmontó a Portugal a la manera que lo hizo México, por partida doble, en el primer partido. En un córner. Fue en el 92’, Dzhikya voló por encima de Pepe y Rui Patricio resopló al ver la pelota perderse por encima del larguero…

Cristiano y Portugal tienen ahora un trámite este sábado contra los All Whites, el reverso futbolístico de la todopoderosa selección neozelandesa de rugby. Y esperar a ver quién cae en semifinales, Alemania o Chile. Con Cristiano como MVP.
Publicar un comentario