jueves, 15 de junio de 2017

Cleveland y la NBA perciben una nueva salida de LeBron en 2018

En su podcast, Adrian Wojnarowski dio por buenos los rumores que durante las Finales ya apuntaban a Los Ángeles como futuro destino del de Akron.

Manuel de la Torre Sanz
As
Tras el anillo de los Warriors, la primera bomba del verano llega por adelantado y de la mano de Adrian Wojnarowski ('The Vertical'), el periodista más fiable en lo relativo a asuntos del mercado NBA. El protagonista, nada más y nada menos que LeBron James. El de Akron seguirá seguro la próxima temporada vistiendo la camiseta de los Cavs. Otra cosa es lo que suceda a partir del verano de 2018. Cuando regresó a Ohio en el verano de 2014 muchos entendimos que aquel viaje de vuelta era ya el definitivo. O no... El alero cobrará más de 33 millones de dólares en la campaña 2016-17, aunque lo lógico sería que renunciase a los 35,6 que tiene asegurados para la siguiente y salir de nuevo al mercado como agente libre. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, según las revelaciones de Wojnarowski, "no hay expectativas de que renueve".


¿LA, posible destino?

Un comentario que agranda el rumor surgido en plenas Finales y que apuntaba a Los Ángeles como su próximo destino, ya con 33 años a la espalda. Una línea en la que también incide Wojnarowski. "Creo que tanto en Cleveland como en la NBA empiezan a percibir una nueva salida con dirección hacia el Oeste que, posiblemente, tenga a alguno de los dos equipos de Los Ángeles como destino. Los Lakers podrían ser su objetivo perfectamente", desvela el periodista en su podcast semanal, quien tampoco cierra la puerta a un posible retorno a Miami. Sin embargo, según sus informaciones, la megalópolis californiana tendría todas las papeletas para convertirse en su nuevo hogar en el caso de que decide abandonar, una vez más, Cleveland el próximo verano: "Sus intereses comerciales y aspiraciones en Hollywood se localizan allí".
RELACIONADO | LeBron: "Yo nunca he jugado en un súper equipo"

No obstante, tanto los Lakers como los Clippers deberían ofrecerle un proyecto con aspiraciones reales para competir de tú a tú con unos Warriors cuyo situación les coloca en una inmejorable posición para extender su dominio en los próximos cursos. Si alguna de las dos franquicias angelinas consiguen mejorar su panorama ostensiblemente en los próximos meses (los Lakers, con brillante futuro por delante, parten con ventaja), LeBron podría hacer las maletas y repetir así la salida de 2010. Aunque menos dramática que la de entonces. "Ya lo escribí y lo dije hace un año: en el momento en que él ganó el campeonato para Cleveland se sintió libre para marcharse de nuevo", recuerda Wojnarowski.
Publicar un comentario