sábado, 10 de junio de 2017

Chelsea Manning dice que filtró información confidencial por la “muerte, destrucción y caos” que veía

La exanalista militar, ahora también un referente transgénero, concede su primera entrevista desde que salió de la cárcel por la mayor filtración de EE UU. "Nadie me obligó", dice. "Tenía una responsabilidad".

Amanda Mars
Washington, El País
Lo que cualquiera se pregunta ante la historia de Chelsea Manning –la exanalista militar que cuando tenía 22 años quebró su vida al filtrar a Wikileaks la mayor cantidad de información confidencial de la historia de Estados Unidos– es porqué lo hizo. Tres semanas después de dejar la cárcel, en su primera entrevista, la cadena ABC le ha planteado la misma cuestión y Manning ha respondido que tenía esa "responsabilidad con el público", que todo lo que pasaba por sus manos era "muerte, destrucción y caos" y debía saberse.


Manning, que ahora tiene 29 años, fue encarcelada en 2010 como responsable de esa macrofiltración que llevó a la fama mundial a la plataforma Wikileaks y a su fundador, Julian Assange. Entonces se llamaba Bradley, pero en 2013 anunció su transición de género y el Pentágono le permitió someterse al tratamiento hormonal después de batallarlo. Su primera foto como Chelsea apareció al día siguiente de la excarcelación. Ahora se la ha oído hablar.

Muchos la ven como una traidora, hay quien cree que hizo una heroicidad. Así se lo plantean en la entrevista y responde: "Soy yo, tan simple como eso". "Nadie me dijo que lo hiciera, ni me lo mandó, fue cosa mía, soy soy, esto es cosa mía", insiste. Habla de un momento, mientras que trabajaba para el Ejército, en el que algo cambió en su forma de pensar y de mirar: "Estamos analizando datos, estadísticas, reportes, fechas, tiempos, lugares y te paras", dice, "yo dejé de ver solo estadísticas e información, y comencé a ver gente".

Rechaza haber puesto en peligro la seguridad nacional y sobre el riesgo de que enemigos de EE UU hagan uso de esa información filtrada por ello replica que era su "responsabilidad". No pide perdón al pueblo americano, solo dice "asumí la responsabilidad".

La soldado Manning fue condenada a 35 años de prisión, pero el pasado diciembre, en la recta final del mandato, el presidente Barack Obama le conmutó la pena después de siete años recluida en un centro de Kansas. Hay un punto de la entrevista en la que se quiebra, cuando le preguntan qué le diría a Obama si pudiera: "Gracias... quería una oportunidad".
Publicar un comentario