martes, 20 de junio de 2017

Arabia Saudí dice haber detenido a tres guardianes de la revolución iraníes

La alegación, desmentida por Irán, se produce en un momento de alta tensión entre los dos vecinos

Ángeles Espinosa
Dubái, El País
La Marina de Arabia Saudí ha anunciado este lunes haber capturado a tres miembros de la Guardia Revolucionaria iraní durante la intercepción frente a sus costas de tres lanchas de esa nacionalidad el pasado viernes. La inusual noticia se produce en un momento de especial tensión entre Riad y Teherán, que se acusan respectivamente de intentos de desestabilización y de crear inseguridad en Oriente Próximo. Irán ha desmentido que los detenidos sean guardianes de la revolución y asegura que se trata de pescadores.


“Fue uno de los tres navíos que las fuerzas saudíes interceptaron. Fue capturado con los tres hombres a bordo, los otros dos [barcos] escaparon”, afirma el comunicado del Ministerio de Información difundido por Reuters. “Los tres detenidos miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán y están siendo interrogados por las autoridades”, añade. Según el texto, el barco iba cargado de explosivos y tenía por objetico llevar a cabo un “atentado terrorista” en aguas territoriales saudíes.

Con anterioridad, la agencia oficial de noticias saudí, SPA, había informado de la entrada ilegal de tres pequeños botes, con banderas rojas y blancas que se dirigían a gran velocidad contra las plataformas del campo petrolífero de Marjan, en el norte del golfo Pérsico, justo en la linde con las aguas territoriales de Kuwait e Irán. La mención a esos colores hizo pensar en una alusión a Qatar, con quien Arabia Saudí cortó relaciones diplomáticas a principios de mes; la bandera de Irán es verde, blanca y roja. De acuerdo con la nota, las fuerzas navales saudíes dispararon disparos de advertencia que las lanchas ignoraron, por lo que procedieron a capturar una de ellas, mientras que las otras dos lograron escapar.

“La identidad de los tres detenidos es conocida, son originarios de Bushehr y estaban pescando cuando fueron detenidos por los guardacostas saudíes. No hay ninguna prueba de que sean militares”, ha declarado por su parte Majid Aghababi, director de fronteras del Ministerio del Interior citado por la agencia ILNA.

Irán anunció el sábado que los guardacostas saudíes habían disparado la víspera a un barco de pesca iraní en el Golfo y matado a un pescador. De acuerdo con esta versión, dos pesqueros habían sido arrastrados por las olas. “Estamos investigando el asunto para ver si los botes iraníes llegaron a cruzar la demarcación, pero la acción saudí no cumple con los principios humanitarios ni de la navegación”, se quejó Aghababi. Según esta fuente el incidente se produjo a última hora del viernes.

Es difícil saber qué pasó ese día y cuál era la naturaleza de los navíos. Lo que en cualquier otra parte del mundo sería un incidente menor adquiere una relevancia desproporcionada ante la enorme desconfianza que se profesan Irán y Arabia Saudí, rivales por el liderazgo de la región y enfrentados en la mayoría de los conflictos que la asuelan. Las autoridades iraníes han acusado a Riad de estar detrás de los atentados que sacudieron Teherán el pasado día 7. Los saudíes, por su parte, han argüido las relaciones con Teherán como uno de los motivos para aislar a Qatar.
Publicar un comentario