lunes, 5 de junio de 2017

7 de cada 10 dicen que la corrupción es mayor o igual que en otros gobiernos

En el MAS aseguran que la percepción ciudadana se debe a que se hizo una “apología del delito” y a que no tuvieron “la suficiente capacidad de recordar a los bolivianos lo que ocurrió en anteriores gestiones”.

Ivone Juárez / La Paz
Siete de cada diez bolivianos consideran que el nivel de corrupción en el país es mayor o igual que en gobiernos anteriores.


Ante la pregunta: ¿Cree usted que el nivel de corrupción en el país es mayor que en anteriores gobiernos, igual o menor que en anteriores gobiernos? El 36% de los encuestados respondió "que el nivel de corrupción es igual”, mientras que otro 33% dijo que es "mayor”. El 28% declaró que el nivel de corrupción "es menor que en anteriores gobiernos”.

La encuesta fue realizada por Mercados y Muestras entre el 14 y 17 de mayo a nivel nacional, tanto en el área urbana como rural, sobre una muestra de 800 casos. La consulta tiene un margen de error esperado de 3,47% y una confiabilidad de 95%, dice información de la encuestadora.

"Apología del delito”

Consultado respecto a los resultados de la encuesta de Mercados y Muestras, el diputado del MAS Víctor Borda aseguró que esa percepción que tiene la ciudadanía obedece a dos factores: a una "apología del delito con algunos casos de corrupción aislados, como el caso del Fondo Indígena Originario Campesino, y a que el Gobierno no tuvo la "suficiente capacidad de recordarle al boliviano lo que ocurrió en los anteriores gobiernos”.

"Es causa (la percepción ciudadana) de una apología del delito de algunos casos que evidentemente han sido casos de corrupción aislados, como el Fondo Indígena y otros hechos, que comparados con la corrupción de anteriores gobiernos neoliberales no me parece coherente, porque es desproporcional. En eso nos ganan los medios de comunicación y la apología del delito, y eso confunde al ciudadano”, dijo.

"El tema es que nosotros no tuvimos la suficiente capacidad de recordarle al boliviano lo que ocurrió en los anteriores gobiernos”, añadió el diputado del MAS.

El caso del Fondo Indígena representa un millonario caso de corrupción que involucró a más de 2.000 personas, entre ministros de Estado y dirigentes de los movimientos sociales afines al MAS, quienes aprobaron alrededor de 1.100 proyectos irregulares, por un monto de al menos 200 millones de bolivianos, en desmedro del erario público.

De acuerdo a denuncias de la oposición, alrededor de 685 millones de bolivianos fueron depositados en 968 cuentas particulares de autoridades y dirigentes de sectores sociales afines al partido de gobierno.

El caso Fondo Indígena continúa en investigación y entre los detenidos preventivamente se encuentran las exministras Nemesia Achacollo y Julia Ramos, la dirigente indígena Melba Hurtado y otros.

Al respecto, el diputado Borda insistió en que se hizo una apología del delito del caso.
"El caso fue mostrado reiteradamente pero jamás se mencionó que en la cárcel está una ministra, directores y varios dirigentes”, dijo.

Para Víctor Borda no existe comparación entre los casos de corrupción del actual gobierno con el de gestiones pasadas.

"No hemos vendido las empresas estatales a través de la capitalización, éso sí que fue corrupción, o el Decreto 21060 para que abandonen Comibol miles de trabajadores para dársela a los supuestos grandes empresarios de la minería. Si hacemos una comparación del proceso de cambio con los actos de corrupción de otros gobiernos pasados no hay proporcionalidad, porque en esos casos ni el portero está detenido hasta el momento”, afirmó el diputado.


Punto de vista
roger Cortez Hurtado Analista

Deterioro en la imagen del MAS

Los resultados de la encuesta muestran un clima de deterioro en la opinión de la ciudadanía respecto a la responsabilidad del MAS en los casos de corrupción denunciados.

Si comparamos estos resultados con los obtenidos por el MAS entre 2008 y 2010, cuando obtuvo cifras llamativas que expresaban una confianza significativa de los encuestados, respecto a que el partido tenía poca o ninguna responsabilidad en la comisión de actos de corrupción, se tiene un deterioro que demuestra un vuelco en la opinión de la ciudadanía, que piensa que la corrupción no disminuyó. La mayoría de los encuestados (36%) dice eso, mientras que otra importante cantidad (33%) dice que se incrementó. El 28% que sostiene que la corrupción es menor puede relacionarse con una toma de posición ideológica y electoral, que identifica al reducto más cercano al Gobierno y, desde ese punto de vista, casi impermeable a las denuncias de corrupción.
Publicar un comentario