domingo, 21 de mayo de 2017

Zidane planea alinear a Bale en la final en perjuicio de Isco

Julián Carrasco
Diario Gol
Zinedine Zidane no se anda con tonterías. Tras su carácter afable y su repertorio interminable de sonrisas se esconde una mano de hierro.


El entrenador del Real Madrid es muy firme en la toma de decisiones y rara vez cambia los postulados que, hasta la fecha, le están encumbrando. Criticado a veces por sus planteamientos, es unánime el pensamiento de que es un gran gestor de egos en el vestuario.

Sin embargo, una de sus últimas órdenes ha provocado una explosión interna. El principal damnificado parece que será Isco Alarcón.

Zidane, como ya pasó en el clásico ante el Barça, está pensando muy seriamente dejar al malagueño fuera del once inicial en la final de la Champions.

La decisión todavía no está tomada al ciento por ciento porque hay muchos factores variables que pueden intervenir. El principal se llama Gareth Bale.

Tras meditar mucho, Zidane llegó a una conclusión muy básica: Isco debe jugar en Málaga y ser la pieza clave para la conquista de la Liga.

Es justo que el futbolista malagueño sea titular en su tierra y en un compromiso tan relevante como el que se disputa en La Rosaleda.

De igual modo, es justo que Bale sea titular en su tierra, Cardiff, para medir el Real Madrid sus fuerzas contra la temible Juventus.

El mosqueo de Isco

El técnico galo está convencido de que el expreso de Cardiff tendrá una motivación especial estando en su tierra y, siempre que llegue recuperado del todo, puede ser decisivo.

Florentino Pérez, férreo defensor de Bale por todo el dinero que costó, apoya la moción. Aunque sugiere cautela porque nadie olvida lo que pasó en el Bernabéu contra el Barça.

Zidane también apostó por el galés aquella noche y a la media hora de partido se retiraba lesionado. Fue un lastre para el Madrid, que finalmente perdió el encuentro.

Isco todavía no ha sido informado de esta situación porque, reiteramos, la decisión no es definitiva. Pero el malagueño se lo huele y está muy mosqueado.

Aunque evidentemente le hace ilusión jugar en su tierra y ser partícipe en la conquista de la Liga, Isco cree que no hay nada comparable a una final de Champions.

Independientemente de que se juegue en Cardiff, en Milán o en Lisboa, el centrocampista quiere ser titular. Cree que se lo ha ganado todo el año. Si no es así, se armará la monumental.
Publicar un comentario