jueves, 25 de mayo de 2017

Zidane habló con Morata para convencerle de que no se vaya

Madrid, AS
El técnico está encantado con su papel, pero el delantero quiere jugar más y su futuro parece estar lejos del Bernabéu. Milán, United y Chelsea le quieren.
Zinedine Zidane no quiere que Álvaro Morata se marche del Madrid este verano y ya ha mantenido varias conversaciones con él para convencerle de que se quede en el equipo la próxima temporada. El delantero (24 años), cuyo sueño siempre ha sido triunfar de blanco, se siente defraudado por las pocas oportunidades que ha tenido esta temporada a pesar de sus méritos y su futuro parece estar lejos del Bernabéu. Ya maneja varias ofertas. El Chelsea de Antonio Conte, el United de Mourinho y el Milán son los que más fuertes están llamando a su puerta para persuadirle de cambiar de aires. Ellos le prometen un rol más relevante que el que está desempeñando en el Madrid.



Pero Zidane no quiere perder al canterano. El francés está encantado con él, con su papel en el vestuario y con su rendimiento sobre el césped pese a ser consciente de que no le ha dado los minutos que el jugador reclama. Y así se lo ha hecho ver al jugador. Zidane le ha vuelto a insistir en que para él no hay ni titulares ni suplentes, que la próxima temporada tendrá más protagonismo y que en ningún sitio estará mejor que en su casa. Ese proceso de seducción del técnico continuó en los festejos del Madrid por su Liga número 33. En el trayecto del autobús que trasladó a los madridistas a Cibeles, el domingo por la noche, pudo verse a Zizou rodeando varias veces con sus brazos a Morata y diciéndole cosas al oído.

El año que viene hay Mundial y Morata quiere jugar para ser titular con España
Sin embargo, Morata, que estalló en lágrimas delante de la diosa y de la afición blanca en lo que podía ser la escenificación de un adiós, no quiere vivir otra temporada como esta y más siendo 2018 año de Mundial. Él es feliz en Madrid y en el Real Madrid, pero no con su papel. Su rendimiento es su mejor argumento. Es el segundo máximo goleador del equipo (20 tantos) a pesar de ser el jugador número 18 del equipo en minutos (1.871’).

El jugador volvió al Madrid tras dos años agigantándose en la Juventus. Lo hizo después de hablar precisamente con Zidane, que le prometió que iba a tener un rol principal en su Real Madrid. Sin embargo, le ha tocado permanecer a la sombra de un Benzema que ha jugado sin importar si estaba bien físicamente o no (el propio Karim reconoció que estuvo jugando esta campaña con cinco kilos de más y con molestias). Si bien es cierto que Zidane ha aplicado una política de rotaciones que ha mantenido enchufada a la plantilla, también lo es que la participación de Morata en los partidos de tronío ha sido residual: ni ante el Bayern, ni en el Clásico jugó, y contra el Atlético sólo jugó participó dos minutos (en la vuelta de semifinales de Champions…). Y eso no ha gustado al jugador.

Pero Morata no ha bajado en ningún momento los brazos. Siempre que ha salido, ha respondido con hambre, brío y goles. Y lo seguirá haciendo hasta que se juegue la final de Cardiff, el 3 de junio. Una vez acabe el último partido de la temporada, se sentará con sus representantes para valorar y tomar una decisión sobre su futuro. Aunque todo apunta a que será lejos del Bernabéu...
Publicar un comentario