martes, 16 de mayo de 2017

Un clérigo saudí pide a la FIFA que prohíba celebrar gol con la Señal de la Cruz

Behréin, AS
En el Congreso de la FIFA de Bahréin se supo que la actual secretaria de la FIFA, Fatma Samoura, cargó a la organización el coste de la limpieza de su casa en Zúrich.
Cónclave en Bahréin. El Congreso de la FIFA celebrado en el Reino de Bahréin ha estado lleno de sorpresas y polémicas. La primera fue la petición que un influyente clérigo saudí ha hecho a la FIFA para que prohíba que los jugadores cristianos celebren los goles con la Señal de la Cruz. Mohamad Alarefe, teólogo islamista en la Universidad Musulmana Rey Saúd de Riad, lanzó su propuesta a través de su cuenta de Twitter, en la que tiene casi 18 millones de seguidores.



El Reglamento. El Reglamento establece que la equipación no puede incluir “ninguna inscripción política, religiosa o personal”. En la Copa Confederaciones de Sudáfrica, el presidente de la Federación de Dinamarca, Jim Stjerne Hansen, protestó porque no le gustó el fervor con que los brasileños celebraron su victoria frente a EE UU. Por contraste, hay jugadores musulmanes que se postran para celebrar sus goles, entre otros muchos el turco Arda Turan, centrocampista del Barcelona.

Asistenta de gorra. Por si fuera poco el sobresalto que se llevó Infantino con el clérigo saudí, en pleno Congreso se supo que la actual secretaria de la FIFA, Fatma Samoura, cargó a la organización el coste de la limpieza de su casa en Zúrich. Los auditores de Price Waterhouse detectaron que la compañía SCJ, que se encarga de la limpieza de las oficinas de la FIFA, también trabajó dos horas al día de lunes a viernes en casa de Samoura. Cuando la avisaron lo atribuyó todo a un error y pagó su factura.

Palestina e Israel. No fue una buena idea llevar el Congreso a Bahréin, ya que además de la aparición estelar de Mohamad Alarefe, los países árabes aprovecharon para instar a Infantino a que resuelva el caso de los seis clubes de Israel que disputan sus partidos en Palestina. El presidente de la FIFA se ha dado una moratoria para entrar en el asunto, que de momento sigue sin cambios.

Villar, superstar. El jeque de Bahrein, Salman Bin Ebrahim el Kalifa, que compitió con Infantino por la presidencia de la FIFA, fue el anfitrión del 67 Congreso. Villar, candidato a la reelección en la Federación Española, mantiene su vicepresidencia en la FIFA, cargo por el que el año pasado cobró 281.919 euros, más muchos miles más por los 470 euros diarios que ingresó en concepto de dietas. Villar tiene un fondo de pensiones en la FIFA que asciende a 3.700.000 euros. Por su parte, el presidente Infantino recibió en 2016 un sueldo de 1.422.130 euros.
Publicar un comentario