lunes, 22 de mayo de 2017

Tras el alirón, toca resolver las incógnitas: Keylor, Bale, Morata…

El final de la Liga hace que el club tenga que afrontar ya varios temas pendientes como la posibilidad de fichar a un portero, el papel del galés, las salidas...

Alfredo Matilla
As
La Liga ha acabado de manera triunfal, pero el trabajo en el Real Madrid no ha finalizado aún. Para la plantilla, porque la final de Cardiff del 3 de junio está a la vuelta de la esquina. Y para la dirección deportiva, es decir, para Florentino Pérez, porque hay varios temas pendientes que colean y que van a tener que ser resueltos ahora que la competición ha finalizado. No se pueden aplazar más. Con la continuidad de Zidane confirmada, los primeros fichajes ya cerrados (Vinicius y Theo), el regreso de promesas ya decididas (Vallejo y Marcos Llorente) y la salida de James cantada, al club blanco ahora le toca resolver varias incógnitas dentro de la plantilla actual. Desde la continuidad de Keylor y la llegada de De Gea, pasando por el futuro de Danilo y Coentrao, hasta el papel que va a tener Bale ahora que parece que se ha quedado sin hueco en el equipo, sin olvidar a Morata, que debe decidir si está dispuesto a seguir a la sombra de Benzema o va a volar de nuevo en junio.


Keylor Navas

Cada vez parece más impopular que el Madrid tenga que buscarle una salida, ya que ha sido clave en el título de Liga. No hubo más que escuchar el domingo a la afición en Cibeles. Lo que hace unos meses eran dudas tras algún error (Nápoles), ahora son halagos: en Málaga puso la guinda a su recital de paradas milagrosas. Sin embargo, los hechos acaecidos hace dos veranos, cuando el costarricense ya tenía un pie en el Manchester United para hacer hueco a De Gea, hacen pensar que todo es posible pese al gran momento de forma que atraviesa y al final de temporada que está firmando (lleva 49 goles encajados en 40 partidos). Cuando al presidente se le mete en la cabeza una operación, no hay quien le detenga más allá del fax. Mou ya da por perdido a De Gea y ayer, los mensajes del guardameta en las redes sociales sonaron a despedida. Keylor, por su parte, repitió en La Rosaleda que él es feliz y que quiere continuar de blanco. “No me pienso ir; me voy a comer todo lo que venga”. Lo que parece seguro es que Kiko Casilla seguirá como segundo portero de uno de los dos.

Danilo

Aunque el rendimiento del brasileño ha mejorado en los últimos partidos y la baja de Carvajal no se está notando tanto como se esperaba, el defensa no convence y el club debe decidir si aceptar alguna buena oferta por él o si le sigue dando confianza. Zidane ha demostrado mucha fe en él, pero en el Madrid piensan que Carvajal y Marcelo deben tener sustitutos de primer nivel. Como pasa, por ejemplo, en el ataque con las estrellas y la segunda unidad, que no para de dar alegrías. Por eso, se ha fichado a Theo, para dar una salida a Coentrao y para que mantenga a Marcelo en tensión. La afición del Madrid ha dulcificado la crítica con Danilo porque con los títulos todo se olvida y porque el lateral ha mejorado en este tramo final (hasta este 2017, el Madrid siempre encajaba gol cuando él era titular). Sin embargo, el club estará pendiente del mercado. Para comprar y para vender. Según informó la Cadena SER, el Inter de Milán ha mostrado un gran interés en Danilo (el Madrid pagó por él 31,5 millones hace dos años), aunque aún no hay propuesta económica.

Bale

No hay ninguna duda de la categoría que tiene el galés y del gran futuro que le espera. Sin embargo, esta temporada ha ido de más a menos y en ciertos momentos puntuales ha decepcionado. De hecho su decisión de jugar ante el Barça pese a estar tocado sentó mal en el vestuario. A este bajón que le impide acabar de confirmar su liderazgo se ha unido la imparable progresión de Isco, que ha hecho que el malagueño se confirme como una pieza fundamental en el once y que ha acabado de convencerle para renovar. La confianza de Zidane ha sido clave para tomar esta decisión cuando peor pintaban las cosas, por lo que su papel en el equipo se intuye que será más importante ahora que antes. Eso deja al técnico francés con una solución de garantías, pero con varias dudas por resolver. La primera, dónde hacerle hueco con Cristiano y Benzema indiscutibles en el equipo. Y la segunda, de qué forma de jugar. Con Bale el 4-3-3 es innegociable. Sin embargo, lo que más réditos está dando al equipo es ese 4-4-2 en el que Isco juega entre líneas para alegría de la defensa, para beneficio de los delanteros y para satisfacción del aficionado. En este momento, Bale es suplente y con lo que costó (101 millones) sería un lujo para el banquillo que no se puede permitir nadie (como James). El próximo 3 de junio, Zidane podría dar un avance de por dónde irán los tiros con Bale en el futuro. Si juega ante la Juve, su mensaje será claro: será titular caiga quien caiga. Pero si no juega, a diferencia de lo que pasará con otro 'tocado' como Carvajal, y apuesta por Isco, estará enviando un recado al galés y a las mil novias que llaman a su puerta: ya no es indiscutible.

Morata

Otra vez el mismo problema de siempre. Los minutos de los que goza el canterano (poco más de 1.800 esta temporada) no son proporcionales con sus goles (20 tantos) y rendimiento. Por eso lo más probable es que el delantero vuelva a abandonar el club en busca de galones y grandeza. Al Madrid le encantaría mantenerle, pero también entiende que no quiera vivir a la sombra de Benzema. Pero por otro lado le aterra volverle a ver triunfar fuera como ya hizo en la Juve. La salida de Morata, más allá del agujero que deja en la delantera en esa filosofía de las rotaciones, abre una nueva búsqueda de un delantero de primer nivel que esté dispuesto a jugar de vez en cuando para dar descanso a las estrellas. El Chelsea y el Manchester United son las propuestas más fuertes que Morata tiene encima de la mesa, porque los cantos de sirena que le llegan de China, pese a ser suculentos, no son los más atractivos para un futbolista que tiene la obsesión de ser titular en el próximo Mundial con España.

Salidas

Lo que más claro tiene el Madrid a estas alturas de la temporada son los jugadores que dejarán de pertenecer al club la próxima temporada. Pero, aun así, aún debe dar el paso definitivo y oficializar su postura. A Coentrao no le darán más oportunidades, a pesar de que existe el convencimiento en el club de que el portugués ha rendido bien cuando ha tenido que jugar en los ¡297 minutos que ha disputado! y que hace piña. Pepe será otros de los futbolistas que no sigan. Su futuro parece ligado al del Inter, ya que le da la oportunidad de seguir en la élite y retrasar su retiro nipón (aunque él insiste en que esperará al Madrid "hasta el último día"). James es el jugador que más en el aire está por su coste (80 millones) y su categoría, aunque todo hace indicar que ha llegado su final en el Madrid. Su despedida del Bernabéu en el partido ante el Sevilla confirmó las sospechas. Se podría ir al United porque su relación con Zidane, pese a ser cordial, no es la idónea deportivamente. El francés valora mucho su calidad pero tiene otras preferencias en la delantera. Mariano es otro de los que se irá junto al colombiano. Ya pudo marcharse cedido el pasado verano, aunque decidió quedarse y seguir madurando. Este verano, tras confirmar que sus apariciones se reducen a la Copa o a momentos de urgencia, pedirá al club que le busque una salida, ahora mejor que la que tenía antes al haberse revalorizado, para que crecer fuera del Madrid.
Publicar un comentario