miércoles, 31 de mayo de 2017

Totti, el último del 76

El futbolista italiano ha sido el último en colgar las botas (o eso parece) de varios grandes deportistas de su generación.


Roma, AS
La próxima Serie A será la primera en 25 años en la que no estará Totti. El 10 romanista ha pasado un cuarto de siglo con la misma camiseta, que solo cambiaba por la 'azzurra' y ha permanecido en activo más de lo que parecía corresponderle. El romano se aficionó pronto al balón, "su juguete favorito" y no lo soltaría hasta los 40 años, tal y como confesó desde el césped del Olímpico de Roma mientras toda una afición le aclamaba como eterno capitán, como el último emperador de Roma.



Después de más de 20 años, Totti ha dejado atrás a su generación. A los tipos con los que les correspondía coincidir en el campo. Mientras sus contemporáneos decidían colgar las botas, él seguía compartiendo vestuario con jóvenes que habían crecido viéndole jugar y hasta disfrutando de su homólogo digital en la videoconsola.

'Tottigol', como le gritaban los tifossi en el Olímpico, es 'el último' de una generación (la de 1976) de éxito para el fútbol y el deporte en general. En los terrenos de juego, ha superado en activo a leyendas como Ronaldo con el que compartió partidos en Mundiales, Champions League y en las temporadas que el brasileño estuvo en la Serie A. El 9 lo dejó hace varios años atrás y ahora, parece volcado en los emergentes e-sports.

Nesta, Seedorf, Morientes, Vieira, Kluivert, Van Nistelrooy, Giuly, Ballack... la lista de futbolistas de la misma categoría y edad que se fueron antes que Totti supera la veintena. En lo que Totti seguía ejercitándose en Trigoria, a algunos les ha dado tiempo a llegar a banquillos de máximo nivel, como es el caso de Marcelo Gallardo, actual entrenador de River Plate. Otros disfrutan de un retiro tranquilo o ya preparan con éxito su llegada a los banquillos de élite, como es el caso de Guti.

Para buscar un ejemplo más cercano a lo que ha sido Totti habría que irse hasta Texas y cambiar la portería por la canasta. Tim Duncan es a los Spurs lo que Totti al Roma. Nacidos el mismo año, el de las Islas Vírgenes es una leyenda 'spur'. Permaneció allí toda su carrera y les llevó continuamente al éxito hasta que, pasados los años dorados, dejó su hueco y sobre todo su ejemplo a los que vienen por detrás. En 2016 decidió dejarlo, al igual que Kevin Garnett, otro 'mito' que estiró una exitosa carrera a la que le faltó algún trofeo colectivo más (solo un anillo en 2008 con Boston Celtics).

Totti ha disfrutado de una larga y exitosa carrera y ahora, tal y como dijo, afronta con algo de miedo lo que viene por delante. Sus contemporáneos ahí le sacan ventaja, aunque Totti siempre fue de hacer las cosas a su manera.
Publicar un comentario