miércoles, 10 de mayo de 2017

SnapChat multiplica por veintiuno sus pérdidas tras su estreno bursátil

Las acciones de la plataforma, que ha tenido una pérdida neta de 2.210 millones de dólares, se desploman un 25% tras presentar resultados

Sandro Pozzi
Nueva York, El País
SnapChat está muy lejos de ser una compañía rentable. Los primeros resultados que publica como firma cotizada reflejan una pérdida neta de 2.210 millones de dólares en el arranque de 2017. Es 20 veces mayor que cuando se comparan con el rendimiento de hace un año. Los 166 millones de personas que usan a diario la aplicación para mandar mensajes efímeros generaron solo 149,6 millones en ingresos el primer trimestre, que en este caso representa una mejora del 286%.


Las pérdidas incluyen 2.000 millones en compensaciones por la oferta de acciones. Pero incluso cuando se descuentan estas cargas extraordinarias, duplica la pérdida operativa a 188 millones. Es decir, pierde más de lo que ingresa. La atención se centra además en determinar si los nuevos productos de Facebook afectan a su base de usuarios, que creció un 36% en el año. Stories de Instagram, su gran rival, tiene 200 millones de adeptos.

SnapChat, por tanto, tiene mucho que probar. Su crecimiento se modera cuando se compara con los más de 165 millones que facturó en el trimestre precedente. Las diferentes métricas que se utilizan para examinar su negocio, además, no justifican un valor bursátil tan alto y eso deja a sus gestores poco margen de error. Los inversores, además, no tienen voz en la dirección estratégica por el poder de los fundadores.

La plataforma social, que se presenta a los inversores como una compañía de medios, se estrenó hace dos meses en Wall Street con una valoración inicial de 24.000 millones de dólares. Con la operación sus dueños se embolsaron 3.600 millones. Las acciones se apreciaron un 44% en la primera jornada en el parqué, frente a los 17 dólares en los que se fijó la oferta. Llegaron a rozar incluso los 30 dólares.

Pero el entusiasmo inicial se perdió y sus títulos perdieron a los pocos días el nivel de los 20 dólares. Desde entonces estuvieron todo el tiempo por debajo de los 24 dólares, incapaces de recuperar el precio en el que se realizó el primer canje de títulos. Este miércoles volvieron a desplomarse casi un 20%, que se incrementó en menos de una hora al 25%, tras presentar los resultados al cierre del mercado, porque el rendimiento es peor del esperado.

La compañía, en cualquier caso, es pequeña cuando se comprara con sus rivales. Facebook tuvo ingresos de 8.030 millones en el mismo periodo, mientras que Twitter facturó 550 millones esos tres meses. SnapChat tiene el reto, por tanto, de demostrar que puede replicar el éxito la compañía de Mark Zuckerberg en lugar de seguir el rumbo de la de Jack Dorsey, que vale 13.000 millones.

El nicho de los medios sociales, además, está muy concurrido. Facebook, con 1.280 millones de usuarios activos diarios, está desarrollando nuevos servicios para pegar el mayor bocado posible a la tarta publicitaria, que se disputa con Google. Los analistas señalan por eso que SnapChat necesita innovar con más agresividad para dar con nuevas vías para competir de una manera más efectiva.
Publicar un comentario