martes, 16 de mayo de 2017

Silvio Berlusconi cierra su divorcio y deberá pagar 1,4 millones de euros al mes a su exesposa

El Tribunal de Monza rechaza el recurso de Verónica Lario y ratifica la decisión de rebajar la pensión original que se estableció en primera instancia en tres millones de euros

El País
Madrid
El Tribunal de Monza, en el norte de Italia, ha cerrado definitivamente el largo litigio de divorcio que mantienen el expresidente italiano Silvio Berlusconi (78) y su exmujer Veronica Lario (58), y confirma que il Cavalieri deberá pagar una mensión mensual de 1,4 millones de euros a quien es la madre de tres de sus cinco hijos: Barbara, Eleonora y Luigi. A ellos se suman Marina y Piersilvio, los dos vástagos que tuvo con su primera esposa, Carla dall’Oglio.La pareja que rompió su matrimonio de 19 años en 2009, están legalmente divorciados desde 2014. Fue entonces cuando Veronica Lario, que en la práctica llevaba varios años separada de su marido, decidió divorciarse legalmente tras los escándalos sexuales en los que este se vio involucrado.


Pero la batalla judicial acababa de empezar y las diferencias durante todos estos años han sido estrictamente económicas y se han centrado por ambas partes en la cantidad que Silvio Berlusconi debería pagar a su exmujer en concepto de pensión. En primera instancia y después de revisar las rentas y propiedades del expresidente italiano se estableció tres millones de euros la pensión que debería abonar mensualmente a su exmujer. Cifra que el político y empresario consideró desde el primer momento demasiado elevada y que recurrió ante el Tribunal de Monza en cuyo término se encuentra la mansión Belvedere, lugar en el que vivió la pareja y donde sigue residiendo Veronica Lario.

En este segundo paso la sala judicial dio la razón a Berlusconi y rebajó la pensión a 1,4 millones mensuales. Veronica Lario contratacó con una nueva reclamación en la que pedía un aumento de la compensación económica. Y su exmarido aprovechó la ocasión para presentar una contestación a la demanda en la que intentaba cambiar la cifra mensual por una suma global que cerrara definitivamente el proceso, alegando que a lo sumo solo le quedaban 10 o 15 años de vida. Finalmente ni uno ni otro han conseguido su objetivo. Veronica Lario deberá conformarse con 1,4 millones al mes, y Silvio Berlusconi ha visto rechazada su petición de sustituir esta pensión por una cantidad cerrada en un solo pago.

Esta sentencia se suma a otro fallo reciente sobre la demanda interpuesta por la esposa de Vittorio Grilli, ex ministro de Economía, que también reclamaba una mayor pensión de alimentos y que le fue denegada. En este caso el Tribunal argumentó que los tiempos han cambiado y que los parámetros económicos relativos al divorcio exigen una revisión. En su veredicto, los jueces manifestaron que “el matrimonio es un acto de libertad y responsabilidad personal”, que no debe considerarse un “arreglo definitivo” y que en consecuencia la pensión alimenticia no debe basarse en ningún “nivel de vida” previo, por lo que las perspectivas de los cónyuges, y la sentencia de los tribunales ante sus demandas, deben limitarse a salvaguardar la independencia económica o la autosuficiencia”. El jefe de la Asociación de abogados matrimonialistas de Italia, Gian Ettore Gassani, declaró respecto a esta última sentencia que es una “decisión importante”, ya que con ella el tribunal ha decidido que “el matrimonio no puede convertirse en un negocio o una escalera social”.
Publicar un comentario