lunes, 22 de mayo de 2017

Rosario Central goleó a Racing y lo alejó de la pelea

Clarín
Rosario Central y Racing llegaban con diferente presente a este choque de Academias que se disputó en el Gigante de Arroyito. Mientras los rosarinos ganaron el clásico ante Newell’s, el equipo celeste y blanco cayó contra Independiente. Así, ambos siguieron con su racha y el local goleó a los de Avellaneda por 4 a 1. El conjunto de Cocca se terminó de alejar de la pelea por el campeonato y suma 42 unidades (a 10 de Boca). En tanto, el conjunto Canalla tiene 40 unidades y es uno de los más regulares del torneo.


Mucho de este presente tiene que ver con el uruguayo Paolo Guerrero, quien desde que asumió en Central lo llevó a ser protagonista y había ganado 22 de los 30 puntos disputados en el campeonato hasta el encuentro del domingo. Con un recibimiento como "héroes" a los jugadores locales tras reencontrarse con su público luego de ganar el clásico, Central fue protagonista desde el arranque.

A los 23', Hernán Menosse aprovechó un error en la defensa visitante, encaró con determinación y al entrar al área de Racing tocó para Teo Gutiérrez, que entraba solo por el medio. El colombiano le pegó de primera para poner el 1 a 0 parcial. El primer tiempo se fue con un conjunto local que parecía más sólido y con el visitante que intentaba sin mostrar armas certeras.

Cuando nada hacía pensar que Racing podría empatar -por el juego de uno y de otro- a los seis llegó un regalo de Esteban Burgos: el defensor agarró groseramente a Lisandro López dentro del área y el delantero cambió el penal por gol.

Pero poco le duró la alegría a la Academia de Buenos Aires. A los 10', Burgos se reivindicó y puso el 2-1 con un derechazo en un córner, cuando la jugada se había ensuciado por la pelea dentro del área.

El Canalla no dejó reaccionar al conjunto de Cocca y volvió a desnudar falencias defensivas. Primero, Orion salvó una doble situación. Le tapó un tiro libre a Pinola y en el rebote volvió a ganarle el duelo a Marco Ruben. Pero de ese córner llegó el tercero por la cabeza de Camacho, otro ex Racing, que ganó en soledad en el área chica para el 3 a 1.

Y cuando los de Avellaneda intentaban descontar de cualquier manera, en una contra perfecta llegó la cifra que transformó el resultado en goleada. Ruben despejó en su área tras un córner para Racing, Teo aguantó la pelota y cedió a Gustavo Colman, con muchos metros por delante para correr. El volante esperó el momento justo para darle el pase a Maximiliano Lovera, quien entraba por el medio en soledad y este definió picándosela a Orion.
Publicar un comentario