miércoles, 24 de mayo de 2017

Reino Unido: lo que se sabe de Salman Abedi, el británico de 22 años identificado como el responsable del ataque suicida en el concierto de Ariana Grande en Manchester que dejó 22 muertos


Manchester, BBC
Salman Abedi, el hombre identificado por la policía de Manchester como el presunto autor del ataque suicida tras un concierto de Ariana Grande que causó la muerte de 22 personas, nació en Reino Unido y tenía ascendencia libia.

Se cree que falleció instantáneamente al detonar un explosivo que también causó heridas a unas 60 personas, de las cuales 20 permanecen en estado crítico en hospitales de Reino Unido.
Abedi, según cree la policía, provocó la explosión cuando estaba en el vestíbulo del Manchester Arena, una instalación deportiva que hace a la vez de sala de conciertos, poco después de las 22:30 GMT del lunes.
En ese momento, los asistentes al concierto abandonaban el recinto con capacidad para 21.000 personas, después de finalizada la presentación de la cantante estadounidense.
Horas después, el autodenominado Estado Islámico se atribuyó el atentado.
El hombre había vuelto a Reino Unido recientemente de un viaje al exterior. Todavía no está confirmado en qué país o países estuvo días antes del ataque, aunque la policía investiga reportes de que estuvo en Siria.
Salman Abedi
Image captionLos esfuerzos de la policía se han concentrado en esclarecer si Salam Abedi pertenecía a una red de posibles atacantes.

Ciudadano británico

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, confirmó este martes que Abedi es británico y previamente se había informado que su familia es de origen libio.
El joven nació en Manchester en 1994, en vísperas de Año Nuevo. Y reportes locales afirman que que tenía al menos tres hermanos: uno mayor que él que había nacido en Londres y otros dos, que habían nacido en Manchester.
La Universidad de Salford, ubicada en las afueras de Manchester, confirmó que Abedi fue su estudiante e informó que colabora con la investigación policial que se lleva a cabo.
"Todos en la Universidad de Salford están sorprendidos y tristes por los acontecimientos de anoche. Podemos confirmar que Salman Abedi fue un estudiante de la universidad", comunicó el centro de estudios.


Así fue la noche del ataque suicida en el Manchester Arena
Hamid el Sayed, que trabajó para la oficina de Naciones Unidas para la lucha contra la radicalización, dijo que Abedi tenía una "relación realmente mala" con su familia, y sus padres habían intentado sin éxito mantenerlo en el "camino correcto".
"Eventualmente estaba muy mal en su universidad, en su educación, y no la terminó, y trataron de llevarlo de vuelta a Libia varias veces", dijo El Sayed, quien también es profesor en la Universidad de Manchester.
Abedi "tuvo dificultades para adaptarse al estilo de vida europeo", añadió.
Un antiguo compañero de clase del atacante, dijo a la BBC bajo condición de anonimato, que Abedi era un "chico muy simpático" pero también "muy temperamental" y se enfurecía con "cualquier cosa".
Regularmente estaba "ausente en momentos aleatorios a lo largo del año", pero no era claro si estaba en el extranjero o solo apartado, pues se le veía con "gente equivocada", además de que era muy "crédulo".
"Podrías decirle cualquier cosa y él la creía", aseguró su compañero, quien cree que antes de abandonar la escuela en 2011, Abedi se hizo"cada vez más religioso" y esto podría explicar por qué cortó los lazos con antiguos compañeros de clase.


“Fue horrible, había cuerpos por todas partes”: testimonios de sobrevivientes del ataque en Manchester

Fe islámica

Fawaz Haffar, un administrador del Centro Islámico de Manchester, también conocido como la Mezquita de Didsbury, dijo a la agencia Press Association que era "probable" que Abedi hubiera asistido allí.
Añadió que el padre de Abedi solía realizar la llamada a la oración en la mezquita, y uno de sus hermanos fue voluntario en ese Centro Islámico.
"Nos aseguramos de que prediquen el verdadero Islam, el Islam moderno, que predica el amor el uno al otro, la paz y la armonía", aseguró Haffar.
El autodenominado Estado Islámico reivindicó el atentado perpetrado por "uno de los soldados del califato" en represalia contra "infieles" y por las "trasgresiones a la tierra de los musulmanes", dice un mensaje de la organización extremista.
Se cree que los padres de Abedi se encuentran en Libia después de haber vivido varios años en Reino Unido.
Policías en una operación en Whalley Range, ManchesterDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa policía ha registrado varias propiedades en Manchester en búsqueda de pistas o cómplices de Salaman Abedi.

¿Equipo?

La ministra el Interior británico, Amber Rudd, dijo este miércoles que era "muy probable" que Abedi no actuara solo: "Fue más sofisticado que algunos de los ataques que hemos visto antes, y parece probable que él (Abedi) no estuviera haciendo esto por su cuenta".
Se cree que Abedi pudo estar actuando como una "mula" que portaba un dispositivo fabricado por alguien más, según el corresponsal de seguridad de la BBC,
Cuatro personas han sido detenidas desde el lunes por la noche, incluyendo al hermano mayor de Abedi, Ismael, quien fue detenido el martes al sur de Manchester.
"Creo que está muy claro que se trata de una red que estamos investigando. Y como he dicho, la pesquisa continúa activa, hay investigaciones extensas y actividades que tienen lugar en el Gran Manchester mientras hablamos", dijo a periodistas este miércoles.
La policía también registró un bloque de apartamentos en el centro de la ciudad, una redada en la que realizaron una explosión controlada y cerraron por un tiempo la línea de ferrocarril.
May dijo este martes que su país enfrenta una amenaza "inminente", por lo que el nivel de amenaza terrorista del país ha subido de "extremo" a "crítico".
El secretario de Defensa británico, Michael Fallon, autorizó a personal militar armado para ayudar a la policía a asegurar sitios claves en todo Reino Unido en lo que se denomina la Operación Temperer.
Vigilia en ManchesterDerechos de autor de la imagenEPA
Image caption"El odio no soluciona el odio", decía el cartel de una joven que asistió a la vigilia en Manchester.

Vigilia interrumpida

El martes Miles de personas acudieron a una vigilia de Manchester y guardaron un minuto de silencio para recordar a los que murieron.
El secretario del Interior, Amber Rudd, el líder laborista Jeremy Corbyn y el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, estaban en el escenario junto al alcalde de Manchester, Andy Burnham, y al jefe de policía Ian Hopkins.
Se han celebrado vigilias en otros lugares, como Birmingham, donde el evento fue interrumpido después de que un hombre, aparentemente armado con un cuchillo grande y un bate de béisbol, fue detenido en las cercanías del lugar del evento.
Publicar un comentario