domingo, 28 de mayo de 2017

Ramadán sangriento en Afganistán: al menos 18 muertos por una explosión con coche bomba en el este del país

Una estación de autobuses fue alcanzada por el explosivo, pero la policía local señaló que el objetivo eran las fuerzas de seguridad afganas que operan junto a tropas estadounidenses en la provincia

Infobae
Un coche bomba conducido por un suicida mató a 18 personas en Jost, en el este de Afganistán, el sábado, primer día del mes de ayuno musulmán del ramadán, informó el ministerio del Interior afgano.


El portavoz, Najib Danish, dijo a AFP que una estación de autobuses fue alcanzada por la bomba, pero la policía local señaló que el objetivo eran las fuerzas de seguridad afganas que operan junto a tropas estadounidenses en la provincia.

"Un suicida con un coche bomba en la provincia de Jost mató a 18 personas e hirió a otras seis, entre ellas dos niños", informó Danish.

Las fuerzas estadounidenses en Afganistán utilizan una base cerca del aeropuerto de Jost, cercana a la frontera con Pakistán.

De momento ningún grupo reivindicó el ataque, pero se produce en plena ofensiva de primavera de los rebeldes talibanes, en particular en el sureste del país y en la provincia de Kandahar, en donde esta semana llevaron a cabo tres ataques contra bases militares que dejaron más de 60 muertos.

Este atentado se produce al día siguiente de un ataque talibán en Kandahar en el que murieron al menos 15 soldados afganos.

Las bajas en las fuerzas afganas plantean dudas sobre su capacidad para mantener la seguridad en el país.


Los talibanes lanzaron su ofensiva de primavera a fines de abril, en un momento en que Estados Unidos intenta elaborar una nueva estrategia para Afganistán.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, alertó el mes pasado sobre "otro año duro" para las fuerzas de seguridad en Afganistán.

Estados Unidos y varios de sus aliados de la OTAN están considerando enviar miles de tropas adicionales para intentar revertir la situación frente a los rebeldes.

El Pentágono prevé solicitar miles de efectivos adicionales para Afganistán, donde actualmente están desplegados unos 13.500 militares de la OTAN, para ayudar al gobierno de Kabul a enfrentar a las fuerzas talibanes.
Publicar un comentario