lunes, 29 de mayo de 2017

Piden investigar si exministro kirchnerista recibió sobornos de Odebrecht

Buenos Aires, EFE
La diputada oficialista Elisa Carrió pidió hoy a la Justicia argentina que investigue si Julio De Vido, ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo (2003-2015), recibió sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para beneficiarla en la asignación de obras públicas.
Carrió solicitó también que se investigue por el mismo hecho a Roberto Baratta, uno de los colaboradores más cercanos del exfuncionario, en un escrito presentado ante el fiscal Federico Delgado, a cargo de una causa por supuestos sobreprecios en la contratación de obras públicas en 2008 en la que está implicada la constructora.


Según el documento al que tuvo acceso a Efe, la líder de la Coalición Cívica, formación que integra el gobernante frente Cambiemos, requirió que "se tomen las medidas necesarias para garantizar que la información se remita a los jueces y fiscales a cargo de las causas en trámite" y que no quede sólo en manos de la Procuración General de la Nación.

En esa línea, acusó a su titular, Alejandra Gils Carbó, de no ser "garantía de búsqueda de la verdad en absoluto" y aseguró tener "fundados temores en que intente encubrir o desviar las investigaciones abiertas".

Asimismo, sugirió que la Justicia convoque "con urgencia" a todo aquel que pueda tener datos sobre los exfuncionarios señalados y otros intermediarios, e insistió en que la información que permanece en Brasil "debería liberarse" para Argentina y otros países a partir del próximo 1 de junio.

"No se conoce el alcance de esa información ni hasta donde podrá ser de utilidad sin contar con algún tipo de colaboración como la lograda por los fiscales brasileños o norteamericanos con Oderbrecht", agregó.

Este fin de semana, el ministro de Justicia, Germán Garavano, confirmó que, tras las reuniones de esta semana con representantes de la empresa brasileña a fin de esclarecer este supuesto pago de sobornos a funcionarios y empresarios locales, aún no se ha llegado a un acuerdo.

"Nosotros convocamos a la empresa. Ellos hicieron una propuesta. Esa propuesta estaba básicamente basada en la normativa brasilera y además requiere de una participación del Ministerio Público (Fiscal). Del Ministerio Público no se tiene al día de hoy respuesta", explicó en declaraciones a radio Mitre.

En Argentina, a Odebrecht se la investiga en relación a presuntas irregularidades y sobreprecios en la contratación de varias empresas por parte de la estatal AySA, la mayor compañía de servicios de distribución de agua y saneamiento, para la construcción de una planta potabilizadora en 2008.

Por dicha causa están imputados funcionarios de la empresa pública -como su extitular, Carlos Ben- y representantes de las contratistas, entre las que se encuentra Odebrecht.

El Ejecutivo de Mauricio Macri afirmó que la Fiscalía argentina no estaba siendo efectiva en sus investigaciones para aclarar los supuestos hechos de corrupción, por lo que Garavano se reunió el pasado martes con los abogados de la constructora.

Los vínculos irregulares con Odebrecht también tienen en la mira de la Justicia al actual jefe de Inteligencia de Argentina, Gustavo Arribas.

En ese sentido, la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, afirmó que el presidente Mauricio Macri tiene "absoluta confianza" en él "porque lo conoce hace mucho tiempo y es su amigo".

"De ninguna manera están probadas las acreditaciones del dinero que le habrían pagado a Arribas", aseveró en una entrevista con el diario "El Tribuno de Salta" publicada este domingo.
Publicar un comentario