sábado, 6 de mayo de 2017

Opositoras a Maduro logran dialogar con una viceministra chavista

Miles de mujeres protestan en Caracas contra el Gobierno venezolano

Alfredo Meza
Caracas, El País
La oposición venezolana lleva un mes en las calles y el sábado salió de nuevo con un pelotón de mujeres a la vanguardia. Vestidas de blanco y dispuestas a llegar hasta la sede del Ministerio del Interior. Pero no las dejaron. La Guardia Nacional Bolivariana les bloqueó el paso. Dirigentes opositoras esperaron ante un cordón policial hasta que apareció la viceministra de Gestión de Riesgo y Protección Civil, Rosaura Navas, la primera en hablar con los manifestantes.


Después de un mes de protestas, que se han cobrado la vida de 37 personas, Navas es la primera funcionaria que escucha las demandas opositoras en plena faena. Entre el cordón policial que cerró el paso a los manifestantes y la multitud se formó un círculo donde conversaron. Haciendo un esfuerzo para no atropellarse, las opositoras enumeraron sus peticiones. Hablaron Helen Fernández, alcaldesa del área metropolitana de Caracas; la diputada Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión de Política Interior, y la parlamentaria Marialbert Barrios. De pronto, mientras esta última reclamaba la liberación de los presos políticos y el cese de la represión, Navas desapareció detrás del vallado sin pronunciar palabra.

Las mujeres no se conformaron y decidieron plantarse en la autopista Francisco Fajardo, la más importante de la capital, hasta que apareciera el ministro del Interior, Néstor Reverol. A medida que pasaban las horas, la tensión crecía y algunas mujeres comenzaban a retirarse.
Represión

La dirección de la Mesa de la Unidad Democrática decidió en los últimos días segmentar las manifestaciones. Es parte de una estrategia para evitar el desgaste que ha supuesto en el último mes las largas caminatas y los enfrentamientos con la policía militarizada. El jueves y el viernes se manifestaron los estudiantes en respuesta a la brutal represión del régimen en los días previos.

La protesta también supuso un espaldarazo a la situación de la familia de Leopoldo López. Su esposa y sus padres han denunciado que no tienen noticias de él desde hace 35 días. El jueves, después de que se difundieran rumores sobre su muerte, el régimen difundió un supuesto vídeo del líder del partido Voluntad Popular. Su esposa, Lilian Tintori, ha exigido visitarlo.

La situación de caos de Venezuela preocupa enormemente en el continente. El viernes, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Herbert McMaster, se reunió con el presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, en Washington, para tratar la situación del país. McMaster y Borges coincidieron en la necesidad de poner fin a la crisis “en paz y con rapidez”, según el comunicado emitido por la Casa Blanca. McMaster y Borges hablaron sobre la “necesidad de que el Gobierno venezolano se adhiera a la Constitución, libere a los presos políticos, respete la integridad de la Asamblea Nacional y convoque elecciones libres y democráticas”. El presidente, Nicolás Maduro, mientras, mantiene su plan de redactar una nueva Constitución sin el Parlamento.
Publicar un comentario