miércoles, 17 de mayo de 2017

Nacho se hace imprescindible

Madrid, AS
El Madrid recurrió con éxito por su defensa multiusos, que se ha quitado el sambenito de eterno canterano y es el séptimo jugador más utilizado por Zidane.
Tras mucho bajo la sombra del cliché de canterano secundario, Nacho se ha convertido este año en un imprescindible de Zidane: es el séptimo jugador más utilizado por el francés, que ha visto correspondida siempre su confianza con actuaciones por encima del notable. Ante el Sevilla, el inteligente gol del 6, seña de fútbol de barrio, le puso en los titulares que se les suelen negar a los defensas. También fue protagonista por la amarilla que vio, ante la posibilidad de que no estuviera en la final de Balaídos, supuesto descartado después de que haya prosperado el recurso del club blanco por un seguro de vida para ZZ.


Nacho ha silenciado este curso la cantinela de que es un mero meritorio, nada más que un chaval cumplidor. El de Alcalá ha conseguido unanimidad en torno a su figura: al margen de haberse hecho en Valdebebas, es, a sus 27 primaveras, un señor central-lateral por su coraje, polivalencia, físico portentoso, dominio aéreo y tino en el corte. A ello añade eficiencia con el balón, con el que no padece delirios de grandeza: no busca ser Carvajal o Marcelo, convirtiendo ese pragmatismo en su principal fortaleza cuando toca atacar.

Su confirmación, y no resulta casualidad, ha llegado el primer año en el que ha encontrado al fin continuidad: con 3.197 minutos disputados, está a sólo nueve de duplicar su mejor temporada en cuanto a tiempo de juego. Y no es que haya alcanzado esta suma en encuentros sueltos e intrascendentes, como se vio, por ejemplo, en un mes de abril muy parecido a este decisivo mayo. Su fácil adaptación a cualquier posición y escenario, y las continuas bajas en la defensa blanca le han disparado a la primera plana, de donde parece no estar dispuesto a moverse.
Publicar un comentario