sábado, 27 de mayo de 2017

Miles de afectados por la caída del sistema informático internacional de British Airways

La compañía ha cancelado sus vuelos desde Londres y Barajas este sábado y afirma que "los retrasos y trastornos pueden continuar mañana"

Pablo Guimón
Manuel V. Gómez
Madrid / Londres, El País
Una caída en el sistema informático ha obligado a la aerolínea británica British Airways (BA) a cancelar todos sus vuelos de este sábado por la tarde desde los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, los más grandes del país. El problema había comenzado por la mañana. Primero han llegado los retrasos y después la cancelación total. El percance, que ha afectado a una aerolínea que vuela a más de cien países, se produce en uno de los fines de semana del año con más tráfico aéreo en Reino Unido: el lunes es festivo y la semana próxima es de vacaciones escolares. British Airways achaca el fallo informático a "un problema de suministro eléctrico" y dice no tener "ninguna prueba de que se trate de un ciberataque", como el que hace dos semanas afectó a ordenadores de empresas de todo el mundo, entre otros, a los del servicio público de salud británico.


Los aeropuestos más afectados por el fallo informático “de los sistemas de facturación y operativo” de British Airways fueron Heathrow y Gatwick, pero la onda expansiva de sus problemas llegó más lejos. En las redes sociales y en medios de comunicación británicos, como BBC, podían leerse quejas y testimonios de pasajeros afectados en Londres, Nueva York, Praga, Roma o Estocolmo. También en España, en ciudades como Madrid, Barcelona o Alicante, se notaron los efectos del caos.

Las habituales imágenes de colas en los aeropuertos cuando se producen estas situaciones se han visto acentuadas en esta ocasión por el hecho de que ha llegado en uno de los fines de semana del año con más tráfico aéreo en Reino Unido. El lunes es festivo y la semana próxima hay vacaciones escolares en todo el país.

En los comunicados, la aerolínea, que forma parte del grupo IAG (Iberia, Iberia Express, Vueling, Aer Lingus), no especificó cuántos vuelos había cancelado ni cuántos pasajeros habían resultado afectados. Pero la cifra de personas que sufrieron retrasos o no pudieron volar a los destinos que tenían planeados se contaban por miles.

El resto de aerolíneas del grupo IAG, entre ellas las españolas Iberia y Vueling, aclararon que el fallo informático solo afectaba a la británica. Sin embargo, en el caso de Iberia, que utiliza los servicios de British Airways en Heathrow y Gatwick, sí que hubo vuelos cancelados (cuatro de ida a Londres desde Madrid y cuatro de vuelta).

Inicialmente British Airways suspendió sus vuelos desde Londres hasta las siete de la tarde. Posteriormente anunció que cancelaba los del resto de la jornada. Además, advirtió de que los trastornos continuarán hoy domingo.

Para evitar más problemas en los aeropuertos de los que ya había, la aerolínea se pasó el día recomendando a sus clientes que no acudieran a los aeropuertos más afectados y que siguieran las incidencias por la cuenta de Twitter de la compañía.
Mensaje a los clientes

“Si debía usted volar con nosotros esta tarde desde Heathrow o Gatwick, por favor no vaya al aeropuerto. Lamentamos profundamente las enormes molestias que esto está causando a nuestros clientes”, pedió Alex Cruz, el primer ejecutivo de la aerolínea en un vídeo emitido ya por la tarde.

En esa grabación, Cruz explica que ellos creen que el problema tiene su origen en un “problema con el suministro eléctrico” y que no tienen ninguna evidencia de que se trate de un ciberataque. El que hubo hace dos semanas afectó a ordenadores de empresas de todo el mundo, entre otros, a los del servicio público de salud británico.

El incidente sucede en un momento delicado para la aerolínea británica, que ha sido objeto de críticas recientemente por su política de reducir costes para poder competir con las compañías de vuelos más económicos como Ryanair o Easyjet. El sindicato GBM atribuyó la causa de la caótica situación a la decisión tomada por la empresa el año pasado de externalizar centenares de puestos de trabajo de informática. La firma rechazó esta acusación.

En uno de los comunicados emitidos, British Airways se comprometió a recolocar “a los pasajeros que tenían que viajar hoy para que puedan hacerlo en los siguientes vuelos disponibles a lo largo del fin de semana. A aquellos que no puedan volar se les ofrecerá un reembolso completo”.
Publicar un comentario