martes, 9 de mayo de 2017

Médica colombiana y su esposo fueron asesinados en Estados Unidos

EEUU, EFe
Los médicos Lina Bolaños y Richard Field fueron hallados muertos en su apartamento en Boston este viernes, según la Policía del lugar.
Las autoridades llegaron a la escena del crimen tras recibir una llamada de que había una persona con una pistola. Al llegar al edificio se encontraron al sospechoso que empezó a dispararles a los policías, según un comunicado de la Policía de Boston.
El atacante recibió un disparo que no amenaza su vida.



Cuando lograron ingresar al lujoso apartamento encontraron a Field y a Bolaños con “heridas traumáticas y fueron pronunciados muertos en la escena”.

Fue un mensaje de texto de un amigo de Field quien alertó a la Policía tras haber recibido un mensaje de texto de Field diciendo que había un intruso en el piso.

Bolaños, de 38 años, era una médica anestesióloga pediatra colombiana. Estudió en la Universidad Libre de Cali, según le confirmó a CNN en Español la institución, y desde hace años vivía en Estados Unidos. En Boston trabajaba en el hospital Massachusetts Eye and Ear y se había comprometido con Field, de 49 años, también médico.

Floro Hermes Gómez, secretario general de la Universidad Libre de Colombia y quien fue su profesor, le dijo a este medio que Bolaños se graduó de Medicina de esa universidad en septiembre de 2001.

“La doctora Bolaños era una destacada anestesióloga pediatra y una maravillosa colega en su carrera y en la vida. Haremos todo lo que podamos para apoyar a sus familias y a los miembros del personal que todavía están procesando esta tragedia sin sentido, y lamentando una enorme pérdida”, afirmó en un comunicado el presidente y director ejecutivo del hospital, John Fernández.

El sospechoso fue identificado como Bampumim Teixeira, quien tiene antecedentes. Por el momento permanece en el hospital a la espera de los cargos en su contra. No existe ninguna evidencia de relación entre los doctores asesinados y la persona detenida.

Según el fiscal del condado de Suffolk, “Teixeira ya había estado en prisión por intentar robar un banco“.

Field trabajaba en la Clínica North Shore Pain Management, y según un comunicado de la institución ayudó a fundarla.

“Era un miembro valioso de la comunidad médica y un tremendo defensor de sus pacientes. Su trágica y repentina muerte deja un vacío en todos nosotros”, afirma el comunicado de la institución.

Los crímenes previos de Teixera no incluyeron posesión de armas o que hubiera lesionado a alguien.

El motivo del ataque todavía está bajo investigación, dijo el vocero de la fiscalía Jake Wark.
Publicar un comentario