viernes, 12 de mayo de 2017

Los primeros ministros (posibles) de Macron

Ante el silencio del presidente electo, crecen los rumores sobre quién será su jefe de Gobierno

Silvia Ayuso
París, El País
Emmanuel Macron ha demostrado a estas alturas varias cosas. Una, que es capaz, pese a su inexperiencia política, de llegar a lo más alto de la política francesa, el Elíseo. Y otra, que sabe guardar un secreto. Ni una sola palabra se le ha escapado sobre el nombre más misterioso de estos momentos en Francia, el de su futuro primer —o primera— ministro. Ante el silencio presidencial, los rumores estallan. Y hay varios nombres que coinciden en las múltiples quinielas.


Eduard Philippe

Edad: 46 años

Partido: Los Republicanos

Ocupación: Alcalde de Havre, en el norte del país, y diputado por Seine-Maritime, aunque no es candidato en estas legislativas

Ventajas: es un relativo desconocido, con lo que cumple el requisito de “caras nuevas” autoimpuesto por Macron. Además, pertenece al ala moderada de LR, es muy próximo a Alain Juppé, quien lo ha calificado como “un hombre de gran calidad por el que siento una gran estima”. En su juventud militó brevemente por el Partido Socialista, debido a su admiración por Michel Rocard. No se ha dedicado toda la carrera a la vida política, también estuvo un tiempo en el sector privado.

Un compañero de promoción de la ENA (Escuela Nacional de Administración), le definió en la revista Challenges como “un verdadero centrista, simpático y divertido, amigo tanto de la gente de derechas como de izquierdas”. Los Republicanos vienen reclamando un primer ministro de su feudo y Philippe cumple ese requisito, sin que provoque un rechazo inmediato de la izquierda.

Inconvenientes: Su falta de experiencia política a nivel nacional, lo que pone en duda si tiene suficiente peso político para dirigir una mayoría y, sobre todo, de liderar la batalla de las elecciones legislativas en las que Macron se juega básicamente poder gobernar como quiere o no.

François Bayrou

Edad: 65 años

Partido: MoDem (centro)

Ocupación: Alcalde de Pau, cerca de los Pirineos, exministro de Educación, exdiputado

Ventajas: El líder del partido centrista Modem fue el primer gran aliado de Macron, hasta el punto de que retiró su candidatura al Elíseo para apoyar al joven candidato de En Marcha!. Conoce bien la estructura del movimiento de Macron, ya que ha estado en reuniones estratégicas a lo largo de la campaña. Y, como centrista con su propio partido, no es una figura referente de los dos grandes partidos tradicionalistas que Macron intenta atraer.

Inconvenientes: No es una cara nueva. Y puede ser un revulsivo para parte del electorado de derechas que lo considera responsable de la derrota de Nicolas Sarkozy en 2012.

Sylve Goulard

Edad: 52 años

Partido: MoDem

Ocupación: Eurodiputada y europeísta convencida, ha participado en numerosas iniciativas para promover y reforzar la UE. Fue asesora de Romano Prodi. Y fue, también, la artífice del encuentro entre Macron y la canciller alemana, Angela Merkel, durante la campaña.

Ventajas: Es mujer y poco conocida para los franceses (no ha sido nunca ministra), con lo que cumpliría el requisito de “cara nueva” y, además, el de paridad al más alto nivel del Gobierno. Es una europeísta tan firme como Macron, al que se unió rápidamente, y conoce bien los tejemanejes de Bruselas.

Inconvenientes: Ni ha sido diputada ni tiene peso político en Francia, lo que podría dificultar una tarea como la de primer ministro.

Jean-Yves Le Drian

Edad: 69 años

Partido: Socialista (PS)

Ocupación: ministro saliente de Defensa

Ventajas: Le Drian fue uno de los primeros pesos pesados del PS que le dio su apoyo a Macron. Tiene además una amplia experiencia, gracias a su permanencia al frente de Defensa durante los cinco años de Gobierno de François Hollande, en materia de lucha contra el terrorismo, un tema clave en este nuevo mandato. Y gusta en el entorno de Macron. “A título personal, considero que Jean-Yves Le Drian sería un muy buen primer ministro”, dijo el portavoz de En Marcha!, Christophe Cataner, según L’Observateur.

Inconvenientes: su pertenencia al Partido Socialista, que podría alienar a conservadores moderados a los que Macron necesita, y el hecho de que, precisamente por haber permanecido cinco años como ministro de Hollande, no cumple el requisito de “cara nueva” estipulado por el nuevo presidente y recuerda el “continuismo” del que se acusa al nuevo inquilino del Elíseo

Richard Ferrand

Edad: 54 años

Partido: La República en Marcha (LRM)

Ocupación: Secretario general de LRM y diputado (socialista) por Finistère

Ventajas: No solo es el número dos del movimiento de Macron, sino que además es uno de los hombres más cercanos al presidente electo, quien tiene una “confianza absoluta” en él, según France Info. Cumple su requisito de “cara nueva”, ya que no ha ocupado un cargo en el gobierno, aunque tiene experiencia parlamentaria. Fue uno de los primeros socialistas en devolver su carnet para adherirse al movimiento de Macron. Ha sido el encargado de revelar, y explicar, la lista de candidatos a las elecciones legislativas.

Inconvenientes: Puede ser demasiado identificado hacia la izquierda como para atraer, y convencer, a conservadores moderados.

Jean-Paul Delevoye

Edad: 70 años

Partido: LRM

Ocupación: Director del equipo de investidura de LRM y presidente de la Asociación de Alcaldes de Francia, exalcalde de Bapaume (en el noreste), exdiputado, exmediador de la República, exministro de Jacques Chirac.

Ventajas: Además de ocupar ya un puesto de peso en el movimiento de Macron, su pedigrí conservador, esencialmente chiraquista, puede ayudar a atraer a la derecha que se ha sentido algo abandonada en las legislativas, aunque la formación del presidente electo les haya dejado una puerta abierta. Como presidente de la asociación de alcaldes, tiene muchos contactos al nivel local que requiere un movimiento tan joven como LRM para lograr el apoyo a sus diputados, que a menudo se enfrentarán a candidatos veteranos.

Inconvenientes: Su edad, 70 años, y su identificación con la derecha.

Anne-Marie Idrac

Edad: 65 años

Partido: Apoyó a Bayrou en las presidenciales de 2012 y a Macron en las siguientes

Ocupación: Tras dirigir grandes empresas estatales como la ferroviaria SNCF y ocupar varios puestos de secretaria de Estado en los gobiernos de Chirac y de Sarkozy, ahora está en la empresa privada, en el consejo de vigilancia de la concesionaria del aeropuerto de Toulouse. También ha sido diputada.

Ventajas: Es mujer, así que, con un presidente a la cabeza, conformaría la paridad total. Proviene además del campo conservador moderado, crucial para atraer a esa derecha que se resiste. Tiene además una sólida experiencia internacional.

Inconvenientes: Su experiencia parlamentaria es escasa (un solo mandato), al igual que de gobierno, ya que está considerada más bien una tecnócrata, lo cual podría dificultar su manejo de unas legislativas primero, y de un grupo de diputados durante el quinquenio. Tampoco es la cara más nueva del panorama político.
Publicar un comentario