sábado, 27 de mayo de 2017

La Policía británica afirmó que ya desmanteló "gran parte" de la célula detrás del ataque en Manchester

A los nueve arrestos en el Reino Unido, se suman los del padre y un hermano del atacante en Libia. Pese a los avances, el episodio parece haber afectado significativamente al gobierno de Theresa May de cara a las elecciones del 8 de junio

Infobae
"Gran parte de la célula" responsable del atentado de Manchester fue desmantelada, anunció la Policía británica, que detuvo este viernes a un nuevo sospechoso, de 44 años, el noveno detenido, cuatro días después del ataque suicida que causó 22 muertos.


La investigación ha hecho progresos "inmensos", declaró el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía británica, Mark Rowley, aunque aseguró que "queda todavía mucho por hacer".

Unas horas después, la Policía anunció la detención de un hombre de 44 años en la región de Rusholme, al sur de Manchester, con lo que ya son 9 los arrestados en relación con este ataque, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

Simultáneamente, la campaña electoral británica se reanudó con críticas a la primera ministra, Theresa May, y a los conservadores por el atentado.

El Reino Unido se acerca al primer fin de semana tras el ataque extremista, con una multitud de encuentros deportivos y en estado de máxima alerta terrorista.

"Estamos trabajando con los organizadores de los eventos para asesorarlos y apoyarlos para que todo el mundo en este país pueda asistir a los cientos de encuentros programados y relajarse y disfrutar", dijo Rowley.

Entre los arrestados en el Reino Unido en el marco de la investigación del atentado, se encuentra un hermano del autor material de la matanza, Salman Abedi, de 22 años.

Se trata de 9 hombres de entre 18 y 44 años, detenidos en Manchester y sus suburbios, salvo uno, que fue capturado en el centro de Inglaterra.

El padre y otro hermano de Abedi están detenidos en Libia.

Un fin de semana largo bajo alerta máxima

El viernes se celebraron en Manchester los Great City Games, una competición de atletismo en el centro de la ciudad, no lejos del lugar del atentado, en la que participaron varios campeones olímpicos.

La alerta máxima en el país trajo por primera vez patrullas armadas a los trenes, la suspensión de los viajes escolares a Londres y otras medidas de vigilancia, ante un fin de semana largo –el lunes es feriado– en que no faltarán las grandes aglomeraciones en acontecimientos deportivos, como la final de la Copa de Inglaterra de fútbol, el sábado, entre el Chelsea y el Arsenal.

Según varios medios británicos, las autoridades sanitarias pidieron a los hospitales que estén preparados por si hay nuevos ataques.

La empresa promotora de un acto al que debía asistir el futbolista portugués Cristiano Ronaldo el sábado anunció su aplazamiento, y Rusia recomendó a sus ciudadanos que se abstengan de viajar al Reino Unido.

Ariana Grande, que suspendió su gira tras el atentado, anunció el viernes que ofrecerá un concierto caritativo en Manchester, pero no precisó la fecha.

Críticas a May y caída en los sondeos

A menos de dos semanas de las elecciones del 8 de junio, un sondeo de YouGov para el diario The Times reveló que los conservadores tienen sólo una ventaja del 5% en intención de voto (43%-38%) respecto a los laboristas de Jeremy Corbyn, en vez del 20% con el que empezaron la campaña.

El sondeo se realizó el miércoles y el jueves de esta semana, dominada totalmente por el atentado que dejó 22 muertos en el pabellón Manchester Arena.

Corbyn recriminó a May los recortes en seguridad y dijo que las guerras en el extranjero incrementan el riesgo de atentados en casa.

"Muchos expertos (…) han apuntado a las conexiones entre las guerras en otros países que nuestro gobierno apoya, o en las que participa, con el terrorismo en casa", afirmó Corbyn.

Las críticas del líder laborista se suman a las expresadas el jueves por Suzanne Evans, segunda del UKIP (Partido para la Independencia del Reino Unido), quien afirmó que May "tiene parte de responsabilidad" en el atentado.


Según datos del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en inglés), hay un 14% menos de policías que en 2009. El gasto en la fuerza cayó lo mismo en términos reales, un 14%, entre 2010 y 2016.

La primera ministra participó el viernes en Sicilia en una cumbre del G7, en la que pidió a las grandes compañías de internet que se impliquen más en la eliminación de contenidos extremistas en línea.

Londres recibió por primera vez al secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, que pidió disculpas por las filtraciones a la prensa estadounidense de información de los atentados que Londres compartió con Washington.

"Asumimos nuestra responsabilidad y obviamente lamentamos lo que ocurrió", se disculpó Tillerson.
Publicar un comentario