miércoles, 10 de mayo de 2017

La fe contra la historia en el derbi del adiós al Calderón

El Atleti se agarra a su hinchada y el Madrid, a los goles del Bernabéu. Varane se recuperó a tiempo y Nacho e Isco apuntan a la titularidad.


Madrid, AS
La fe contra la lógica y contra la historia. Ese partido se libra hoy en el Calderón, que acoge su último derbi en ambiente de máxima comunión entre el Atlético y su afición (sigue el encuentro en directo en As.com). Desde ese lado emocional pretende agarrarse el equipo de Simeone a su notable inferioridad aritmética en esta Champions. Como es común en casos así, ha completado el recorrido del luto a la esperanza en una cuidada campaña alentada por el club, que utilizó en su provecho el malestar por el descortés tifo de la ida (“Decidme que se siente. Lisboa-Milán”) lanzando el lema “No lo pueden entender”.


Hoy lo cambia por el “Nunca dejes de creer”. El plan del Madrid es abstraerse del resultado de la ida y del peso de la grada marcando un gol. Lleva sesenta partidos seguidos haciéndolo. Y también, devolver los golpes anímicos: el fichaje de Theo, la elección de Sergio Ramos para comparecer en la víspera…




La estadística está clamorosamente a favor del Madrid. Jamás cayó en una eliminatoria con 3-0 en la ida y de los 23 partidos que ha disputado frente al Atlético de Simeone, sólo un resultado, el 4-0 de la Liga 14-15, le dejaría fuera. De hecho, sólo ha perdido siete partidos con el argentino en el banquillo rojiblanco, tres de ellos en el Calderón. Pero sí se ha descompuesto en momentos puntuales: llegó a ir perdiendo 3-1 en Sevilla en Copa tras el 3-0 de la ida; pasó un rato muy desagradable en Nápoles (1-0 al descanso y acoso total de los italianos) y Múnich (1-0 al descanso y un penalti errado por Vidal) y tuvo malas experiencias recientes en Dortmund (2-0 en la Champions 13-14) y Wolfsburgo (2-0 en la 15-16) sin consecuencias graves. En cualquier caso, llega invicto en la competición al Calderón y le ampara que nunca el vecino pudo superarle en Europa.

El Madrid, menos fatigado

El Atlético es más comedido en su andadura en la Champions. Le han bastado trece goles en once partidos para llegar hasta aquí. El dato revela una gran predisposición defensiva, pero hoy necesitará darle la vuelta a su juego. Sólo una vez ha marcado en esta Champions cuatro goles, en Leverkusen.

El factor fatiga, inmediato y de largo alcance, también juega en favor del Madrid, al que el partido ante el colista Granada le permitió reservar a ocho de los titulares que estarán en el Calderón, Cristiano Ronaldo incluido. El Atlético, en cambio repetirá ocho de los que le ganaron al Eibar. En el equipo de Simeone, hasta siete futbolistas (Koke, Griezmann, Filipe, Gabi, Godín, Savic y Saúl) han tenido que disputar más minutos que el más utilizado en el Madrid, Toni Kroos.

Zidane apenas le dará la vuelta a la alineación. Pondrá al equipo de las grandes ocasiones con Nacho e Isco por los lesionados Carvajal y Bale. El cambio en el lateral derecho será, probablemente, el único respecto al duelo de ida porque Varane llega a tiempo de repetir como pareja de Sergio Ramos. También tiene una opción Danilo, pero con un Madrid presuntamente más replegado Nacho parece más aconsejable.

Benzema recupera su plaza pese a que los sondeos entre los aficionados blancos y la estadística son muy favorables a Morata, que ha metido tres goles más en 1.000 minutos menos. El derbi no fue nunca un refugio para el francés, que sólo le ha hecho tres tantos al Atlético en 26 partidos, todos en los diez primeros minutos de partido. Cristiano, en cambio, se ha puesto al día con ocho goles en sus últimas tres apariciones en Champions. En cualquier caso, Zidane siempre encontrará soluciones en el banquillo, que en esta competición le ha dado siete goles y seis asistencias.

En el Atlético, Simeone ha dejado menos pistas. Se da por segura la vuelta de Juanfran, un alivio teniendo en cuenta que en el Bernabéu hubo de tirar de Lucas Hernández en una banda que no es la suya, para completar la zaga de lujo. También parecen tener sitio Gabi, Saúl, Koke y Griezmann. Y quedan cuatro futbolistas para dos puestos: Gameiro, Torres, Carrasco y Correa. No se descarta que los dos últimos entren cuando apriete la fatiga y aparezcan los espacios y que Griezmann actúe en un papel de mediapunta.

El resto espera que lo ponga el público (“Hay que buscar el equilibrio entre lo futbolístico y lo emocional”, recomendó Simeone, temiendo que lo segundo acabe devorando a lo primero). Ayer la afición arropó al equipo en la concentración y hoy lo hará durante todo el día, para confirmarle que la remontada es cosa de todos. Con el Madrid estarán 2.600 aficionados y su experiencia en calderas similares. Será Cibeles o Neptuno. Cardiff o el desconsuelo.
Publicar un comentario