domingo, 28 de mayo de 2017

Kung Fu vaginal, la técnica milenaria para potenciar el orgasmo

Un método de origen oriental que consiste en tonificar los músculos del suelo pélvico a partir de peso extra. Su ejercitación estimula la zona íntima facilitando el clímax. La actriz Gwyneth Paltrow realiza esta práctica desde hace 7 años. Una especialista brindó las claves

Infobae
El entrenamiento físico juega un rol importante en la performance sexual. Así como se ejercitan los músculos para tonificarlos, la zona vaginal también puede fortificarse para brindar una mejor respuesta.


Una antigua práctica taoísta traída siglos después a occidente conocida como Kung Fu vaginal sería la solución mágica para potenciar el orgasmo femino y masculino. Un método que hasta la actriz Gwyneth Paltrow lo lleva a cabo desde hace más de 7 años de la mano de la gurú sexual Shiva Rose.

"Es una técnica desarrollada por la terapeuta Kim Anami quien afirma que la vagina ha estado durante siglos vedada al reconocimiento como órgano de empoderamiento femenino y se han devaluado su fortaleza muscular, su capacidad contráctil y la repercusión que tiene sobre la estima de las mujeres", explicó Walter Ghedin, (MN 74.794) , médico psiquiatra y sexólogo, a Infobae.

En esa misma línea, Verónica Laura Barrera (M.N 4748) , sexóloga clínica y kinesióloga del suelo pélvico dijo a Infobae que en la filosofía oriental hay un culto a hacia esta zona íntima considerada fuente de energía vital. "Desde pequeñas son entrenadas para desarrollar fuerza, esto se realiza a partir de un entrenamiento continúo y gradual a partir de piedras de jade que se introducen en la vagina", agregó.

El ejercicio específico consiste en "contraer el canal vaginal para contener la esfera, mientras abrimos ligeramente las piernas y nos balanceamos ligeramente. Llegan a 'guardar' hasta 5 kilos", explicó la especialista.

Con este método logran fortalecer la zona y les aprenderá a contraer y relajar los músculo, algo que permite el dominio de la autoesmulación al igual que el aumento de las sensaciones durante las relaciones íntimas, ya que será más fácil alcanzar el orgasmo y la eyaculación femenina. Incluso puede colaborar con el hombre ejerciendo contracciones sobre el pene con la finalidad de sostener la erección.


“Es altamente placentero, para el hombre, porque una vagina hipertensa, se asemeja a la sensación del sexo anal”, destacó la especialista

Otro de los beneficios se manifiestan durante la penetración se estimula al pene con suaves masajes que aumenta el roce genital. A su vez, potencia la lubricación natural y el autoconocimiento femenino. "Estará mejor prepara para disfrutar plenamente su sexualidad", agregó Barrera.

Para Barrera, la clave está en practicar diariamente con bolas chinas para las principiantes y luego pasar a las piedras, que se llevan la negatividad de tu lado e intensifican la energía femenina. Otra opción son los conos pélvicos, que se inserta con más facilidad.

En cuanto a los recaudos es importante mantener la higiene en todo momento para evitar infecciones urinarias que son habituales en la mujeres. Y como cualquier ejercicio físico no hipertrofiar el músculo abusando de la actividad.

Algunos de estos procedimientos se ponen en práctica en algunos espectáculos eróticos donde se ven mujeres que arrojan pelotitas de ping pong o fuman utilizando a través de la zona íntima como un poderoso órgano contráctil y pasible de ser controlado por la voluntad.

Pero, más allá del costada 'turistico', "la idea es que la vagina es un centro de poder femenino que ha estado desplazado por una feminidad anclada en la sumisión, en el desconocimiento del cuerpo y en la maternidad más que en un foco de placer y baluarte de la feminidad", concluyó Ghedin.

Para tonificar la zona en casa la kinesóloga recomendó:

-Contraer el ano vagina por 5 segundos, luego relajaer. Repetirlo tres veces al día, por la mañana, tarde y noche
-Introducir una bola china durante 20 minutos y caminar, dejar la zona de glúteos, abdomen y abductores sin hacer fuerza
Publicar un comentario