viernes, 26 de mayo de 2017

James Rodríguez amenaza a Florentino Pérez (y la cosa se pone muy fea en el Real Madrid)

Fernando Rodrigo
Diario Gol
No dará su brazo a torcer. James Rodríguez no ha vivido la temporada soñada el Real Madrid. El colombiano no ha tenido el protagonismo esperado durante este curso y, de nuevo, su lugar por excelencia ha sido el banquillo. Preocupación.


Las intenciones mostradas en el arranque de curso han quedado en el olvido. El cafetero descorchó la campaña con las pilas cargadas y los ánimos renovados, pero no ha servido de nada.

Y es que aunque el crack ha puesto todo de su parte para convencer sobre el terreno de juego, la realidad es que Isco Alarcón le ha ganado la partida.

La baja de Gareth Bale y las rotaciones en las últimas semanas han abierto la caja de pandora. Los suplentes han tenido la oportunidad de hablar sobre el césped, ya que Zinedine Zidane les ha repartido minutos de gloria. No los han desaprovechado.

De mal en peor

El caso de James ha sido el más preocupante. En 2014, Florentino Pérez pagó 80 millones de euros por la apuesta del momento al Mónaco. Ahora bien, este gran capricho no ha dado los frutos esperados. A excepción de Carlo Ancelotti, los técnicos no han confiado en Rodríguez, por lo que no ha conseguido subirse en una dinámica regular.

Esta temporada ha sido el mejor ejemplo. Tanto Isco como Marco Asensio y Lucas Vázquez han adelantado al colombiano por la derecha, especialmente el malagueño.

El cafetero ha protagonizado buenas actuaciones sobre el verde, pero Zizou tiene debilidad con Isco. El andaluz ha sido el sustituto de gala de Bale; James solo ha tenido minutos en partidos intrascendentes. Desaparecido.

Con este telón de fondo señalando al cafetero, parece más que evidente que el centrocampista saldrá este verano. De hecho, en el último partido en el Santiago Bernabéu, ante el Sevilla, el colombiano se despidió del público visiblemente afectado. Una declaración de intenciones en toda regla que encendió de nuevo la llama.

No pinta bien

Aunque la salida se da por hecha, el malestar se palpa. El precio que marca el máximo mandatario madridista para dejar volar a James no tiene ningún desperdicio. Florentino no quiere vender al crack por menos de 60 millones de euros.

Esta cifra echa para atrás al principal pretendiente del astro: el Manchester United. José Mourinho quiere contar con el cafetero, por lo que los red devils han sondeado la situación.

Sin embargo, el United no quiere pagar más 40 millones de euros por el astro. James quiere aterrizar en Old Trafford, pero la oferta no llega a las cifras marcadas por el magnate madrileño.

Esta posición del presidente del Madrid no cae en gracia a Rodríguez, ya que el club inglés es su destino favorito. Y es que Florentino podría enviar a James a un club con menos caché, como el Inter de Milán, que sí que están dispuestos a pagar estas cifras.

Por su parte, el colombiano quiere que le faciliten la salida, por lo que si el mandamás blanco no da su brazo a torcer, amenaza con quedarse otro año. Se avecinan curvas.
Publicar un comentario