domingo, 21 de mayo de 2017

Florentino Pérez despelleja al Barça con la Liga del Real Madrid (y Sergio Ramos remata a Piqué)

Fernando Rodrigo
Diario Gol
Éxtasis. El Real Madrid vuelve a ser campeón de Liga cinco años después. Y ya van 33 títulos. Los blancos, como era de prever, no tuvieron problemas para tumbar a un indulgente Málaga (0-2).


Un gol a los dos minutos de Cristiano Ronaldo y otro, con cierto sabor a despedida, de Karim Benzema sirvieron para doblegar al conjunto del madridista Míchel.

La victoria, más sufrida de lo previsto, del Barça sobre el Eibar (4-2) fue del todo estéril. Como el golazo de Leo Messi en el último minuto para cerrar el último partido del curso en el Camp Nou.

Florentino Pérez lo disfrutó en el palco de La Rosaleda junto al jeque Al Thani, encantado de impedir que los catalanes cantasen el alirón. Y de ingresar un millón de euros por la venta de Isco.

El presidente blanco estaba feliz por dentro. Entusiasmado con lo que ha hecho Zinedine Zidane. Aunque se mostró contenido, porque se confirmaba solo una parte de la profecía que viene sosteniendo en las últimas semanas.

Florentino dijo hace tiempo que este año el Madrid ganaría el doblete y tienen marcada en rojo la fecha de la final contra la Juventus el próximo 3 de junio.

El dirigente blanco comentó recientemente que le gustará ver la celebración de la Copa del Rey del Barça, entre medias de la Liga y la Duodécima del Madrid.

Celebración con prudencia

Sobre el césped de La Rosaleda, los jugadores sí que desataron su euforia. Cristiano, Benzema, Modric, Kroos, Isco y compañía dieron rienda suelta a sus emociones.

Era mucha tensión contenida, pero mucha más la confianza de los blancos en conseguir la empresa que les había sido encomendada. No titubearon en un final de temporada impecable. Mientras el Barça ha celebrado meras victorias (contra el PSG o el Madrid), los blancos levantan grandes títulos.

Sergio Ramos también lo celebró a lo grande, pero fue muy respetuoso. Algunos le animaron a mandar un 'mensajito' a Piqué, pero Ramos calló.

El central de Camas se reserva los 'recaditos' para la celebración de la Duodécima. En el vestuario tienen muy claro que serán los primeros en ganar dos Champions consecutivas.

Harán historia. Y el primer fin de semana de junio volverán a Cibeles. Será entonces, junto a la Diosa, cuando se lancen los dardos envenenados que correspondan contra Piqué.
Publicar un comentario