martes, 16 de mayo de 2017

El tridente cumple su parte del trato…, ¿o no?

Madrid, AS
Messi, Suárez y Neymar llevan 106 goles y 63 asistencias este curso. Una corriente considera sus números indiscutibles. Otra, que fallaron los días clave.
Pese a su desaparición en dos partidos clave de la temporada (París y Turín), es difícil poner en cuestión el trabajo del tridente en el Barcelona. Messi, Neymar y Suárez han vuelto a rebasar los 100 goles esta temporada y pese a que no alcanzarán los 122 del primer año y los 131 del segundo, con los 106 que suman este año ya llegan 359 goles desde que están juntos en el Barça. Completan sus imponentes números con 208 asistencias, 63 de ellas este año.



Los números de la MSN y su tremenda ascendencia sobre el equipo abren un debate en Barcelona. Una corriente mayoritaria considera indiscutibles sus números, que además han dado un triplete al Barça el primer año, cuatro títulos el segundo, doblete incluido, y aún pelea por el doblete esta temporada. Parte de la crítica más purista, sin embargo, mantiene que su fútbol condiciona demasiado el del Barça, que ha perdido el tono coral que tuvo con Guardiola. Que el Barça se desequilibra defensivamente por sus descuidos defensivos y que eso ha matado al Barça en los partidos grandes de Champions ante Paris Saint Germain y Juventus. El peso de los números hace pensar que el problema del Barça este año, especialmente en la Liga, no ha estado en el tridente y sí en el bajo rendimiento de la unidad B de Luis Enrique cuando decidió hacer rotaciones.

Donde no existe discusión es en la directiva azulgrana, que además de renovar a Messi a final de temporada (probablemente hasta 2022), renovó a Neymar en verano y a Suárez una vez iniciada la temporada. Jordi Mestre, vicepresidente deportivo, y Robert, secretario técnico de la primera plantilla, se han apresurado a asegurar que son intransferibles y que el año que viene formarán parte de la primera plantilla del Barça.
Publicar un comentario