martes, 16 de mayo de 2017

El Clásico resucitó a Keylor

Madrid, As
El costarricense ha mejorado sus números de la temporada desde el choque contra el Barça. Dejar la portería a cero, asignatura pendiente.
A veces, cuando les marcan goles, de los porteros se dice que se hacen invisibles. Dando la vuelta al argumento, de Keylor Navas bien puede decirse que se está haciendo visible en el tramo final de campaña. Tras un segmento central de la temporada nadando en un mar de dudas y con la sombra de un nuevo inquilino en la portería (el debate De Gea-Courtois) cerniéndose sobre él, el costarricense está apuntalando la portería del Real Madrid en los últimos partidos.



Los dos Clásicos marcaron sendos puntos de inflexión. Tras un gran primer partido de temporada contra el Dortmund, sus registros (sólo salpicados por una notable actuación contra Osasuna en febrero) comenzaron a caer muy por debajo de su rendimiento en las dos temporadas precedentes. El partido de Varsovia y el del Camp Nou fortalecieron una impresión que acabó calando. Y con razón: analizando series de cinco partidos, en aquel momento su porcentaje de paradas llegó a caer por debajo del 60%.

Al Clásico del Bernabéu llegó en un nuevo bache (otra vez por debajo del 60% de paradas), pero los rivales han contribuido desde entonces a sacar brillo a las actuaciones de Keylor. Su porcentaje de acierto ha mejorado, pero aún hay una estadística mucho más reveladora: está recibiendo más disparos desde dentro del área y además mejorando su porcentaje de paradas en ese apartado. Lo que decíamos antes de que se ha hecho visible: el último Clásico, la vuelta de semifnales de Champions y el partido contra el Sevilla han sido tres de los cinco encuentros de esta temporada (junto al de Dortmund y Osasuna en El Sadar) en los que más trabajo ha tenido y, al mismo tiempo, en los que más expeditivo ha estado.

En los últimos cinco partidos (desde el Clásico), Keylor promedia un 72% de paradas, lejos del 80% que rondó en la pasada campaña, pero mejorando el 68% que lleva en el conjunto de la temporada. Su asignatura pendiente sigue siendo dejar la portería del Real Madrid a cero. Sólo lo ha logrado 6 veces en todo el curso (38 partidos), cuando el anterior no encajó gol en la mitad de los partidos (22 de 45).
Publicar un comentario