domingo, 14 de mayo de 2017

El análisis individual de Boca en el Superclásico

Peruzzi, Vergini e Insaurralde, los más bajos de una defensa que sufrió mucho

Agustín Rossi (5): Fue regular su primer Superclásico. No transmitió seguridad. Así como no fue responsable en el primero de River, se mostró vulnerable en el segundo, en el de Alario, cuyo remate le dobló las manos. Impreciso en las salidas con los pies.


Gino Peruzzi (2): De nuevo, demostró sus debilidades para marcar, desnudado además por un esquema que no lo auxilia. Pity Martínez fue una pesadilla y lo desbordó con una facilidad llamativa. River hizo la diferencia por su zona. En la otra faceta, en la ofensiva, influyó poco, más allá de un lindo centro para Benedetto que hizo esforzar a Batalla. No era la noche de Peruzzi: se terminó de certificar en el gol del empate que le quedó servido y que lo hubiera transformado en héroe sobre el final, pero que no fue porque pateó al cuerpo de Batalla.

Santiago Vergini (3): Como Peruzzi, sus errores resultaron letales para Boca. En el primer mano a mano con Alario ya se había mostrado frágil. Fue en aquella acción que concluyó con Driussi mano a mano y pateando al cuerpo de Rossi. Fue responsable central en el segundo, en el de Alario, cuando dejó la pelota en cancha en lugar de revolearla a la tribuna sabiendo que el retroceso de su equipo era híper desordenado. El resto del clásico lo vivió desbordado, inclusive en postales sencillas de resolver.


Juan Insaurralde (4): Padeció la pesadilla que representaron Alario y Driussi cada vez que encaraba hacia el área. Fiel a su estilo duro, fue amonestado rápido por una falta sin pelota a Driussi. No aportó la solvencia que Boca necesita atrás. Mucho menos consiguió calmar a Vergini.


Frank Fabra (5): Como siempre, consiguió ser mucho más valioso atacando que defendiendo. Tuvo una chance clara que tiró por arriba y que no pareció penal de Batalla en el choque posterior a su tiro. Más tarde, en la etapa final, cuando Boca iba por el empate, lastimó por la izquierda con picantes aceleraciones y centros atrás.


Pablo Pérez (6): Fue el mediocampista más claro en la oscuridad que exhibió Boca en la etapa inicial. Metió un par de pelotas interesantes, aunque se lo notó algo nervioso. ¿Acertó Barros Schelotto al sacarlo o era para dejarlo en cancha?


Fernando Gago (4): Lejos de su mejor versión, el equipo lo extrañó. De entrada, le pegó una patada a Casco que hasta podría haber merecido la expulsión. Se sintió desbordado por la presión de River en la etapa inicial. Con más aire, en el segundo tiempo, no logró trascender a su manera. Encima, en un error personal, nació el tercero de Boca.


Rodrigo Bentancur (4): Igual que Gago, no supo cómo responderle a la intensidad que River impuso en los 45 primeros minutos. Impulsó algunas asociaciones que parecían prometer, pero no prosperaron. Sus remates desde afuera llegaron vacíos de puntería. Se nota que le sobra calidad, pero le falta ser más influyente.


Cristian Pavón (5): Insinuó más de lo que concretó. Su amenaza más potente fue un desborde con centro atrás que encontró un cierre sensacional de Maidana. Por la izquierda, en el segundo tiempo, tampoco logró imponerse.


Darío Benedetto (5): Aunque inquietó e intentó mostrarse, falló en la misión principal: la definición. La más clara fue el cabezazo por arriba en el segundo tiempo.


Ricardo Centurión (-): Sufrió una lesión muscular en el arranque y debió ser reemplazado. Así disparó una incógnita inmensa: ¿apuraron su regreso ante Estudiantes, en la fecha pasada?


Walter Bou (4): Barros Schelotto lo eligió para reemplazar a Centurión. Así, al inclinarse por otro "9", le quitó juego al equipo en una decisión a contramano de la idea inicial. Después, Bou casi no incidió en el desarrollo del clásico, hasta ese remate sobre el final desde la medialuna que despejó Batalla en la doble atajada que marcó el clásico.


Wilmar Barrios (6): El colombiano entró por Pablo Pérez y oxigenó a Boca en el medio. También lo hizo con movimientos verticales. Se supone que, con la ida de Bentancur al Sub 20 uruguayo, ahora sí será titular.
Publicar un comentario