viernes, 12 de mayo de 2017

Cardiff, una final de Champions en un camping

No quedan ya vuelos regulares a la capital galesa, que necesitaría miles de plazas hoteleras más para las aficiones y montará un gigantesco camping temporal

Pablo Pérez
Madrid, El País
Volar el fin de semana del 2 al 4 de junio de Madrid a Nueva York cuesta 411 euros. Hacerlo a Bangkok está en 609. Otros destinos de larga distancia como Pekín o Tokio salen por 575. Coger esos días un avión desde la capital de España a Cardiff, donde el día 3 se disputará la final de la Champions entre Real Madrid y Juventus, costaba hace una semana 810 euros. Costaba, porque ayer ya no quedaban vuelos directos. A estas alturas del calendario la única opción para acudir a la capital de Gales esos días evitando las escalas es hacerlo en un vuelo chárter. Este es el primero de los inconvenientes que está causando para los aficionados la elección de Cardiff por parte de la UEFA para albergar la final de la Champions League.


“Fue más sencillo en Milán y Lisboa. Hemos tenido muchos problemas incluso para encontrar aviones chárter disponibles porque coinciden con los primeros cruceros de la temporada por la zona de Noruega y muchos estaban ya reservados”, asegura Gerardo Andrés Tocino, presidente de la peña madridista La Gran Familia. “Ir a la final de Milán en el día nos salió por 580 euros; a Múnich en los cuartos de final de esta temporada, por 385. Para Cardiff hemos conseguido sacar el precio del chárter con traslados por 695, pero las agencias nos ha asegurado que apenas tendrán beneficio”, explica.

El otro gran obstáculo que presenta la capital de Gales, de menos de 400.000 habitantes, está en el alojamiento. A 20 días para el partido los al menos 38.000 hinchas de Madrid y Juventus que acudirán a Cardiff no encontrarán ya ni una sola habitación de hotel en Cardiff. Todo agotado. Si lo que buscan es alojarse en un apartamento, el precio medio por una habitación para una noche en la plataforma Airbnb está en 1.092 euros. Encontrar una cama en la capital galesa a un precio asequible se ha convertido ya en un imposible. El único alojamiento que se puede reservar en el buscador Booking para el día de la final está en 2.364 y es para dos personas. A partir de ahí, la opción más próxima se encuentra a 12 kilómetros y el precio no baja de 400 euros en toda la zona. La capital galesa, con capacidad hotelera de apenas 4.000 habitaciones, está totalmente desbordada por el evento.

La magnitud de la cita llevó a la Federación Galesa a realizar una investigación detallada del número de alojamientos que se reservaron en Berlín y Milán, las ciudades que albergaron las dos últimas finales de la Champions. A raíz del informe la propia federación se percató de que su oferta hotelera no era la suficiente para hospedar al número de personas que movería el partido. El informe concluyó que para poder cubrir toda la demanda la ciudad requeriría de 50.000 habitaciones de hotel más de las que ofrece.
Camping Ninja, en Cardiff.
Camping Ninja, en Cardiff. EL PAÍS

Ante esta situación la empresa Camping Ninja, que se dedica a armar campamentos temporales en torno a diversos eventos deportivos, vio la oportunidad para aumentar la oferta de alojamientos en la ciudad. Con experiencia ya en eventos de la magnitud de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de los Juegos de la Commonwealth de Glasgow 2014, decidieron levantar el Camp Cardiff, operativo del 31 de mayo al 5 de junio.

Hoy este camping efímero es la primera recomendación que hace la UEFA a través de la aplicación oficial que ha lanzado para ayudar a los aficionados a preparar sus viajes a la final: “Es un camping exclusivo, situado en Pontcanna Fields, en el interior del casco urbano, se encuentra a una distancia de 20 minutos a pie del estadio y del centro de la ciudad”, describe la UEFA en la app. “Contará con tiendas premontadas provistas de camas, almohadas, ropa de cama y todo lo que necesite para una estancia cómoda y tranquila”, explica.
4.000 euros por un bus

Pasar la noche en una tienda de campaña básica de este campamento cuesta un mínimo de 90 euros por persona. Si se buscan más comodidades, los precios llegan a superar el coste de pasar una noche en hoteles de Madrid de cinco estrellas, como el Ritz y el Eurostars. Las opciones más lujosas de Camp Cardiff, que promete una zona de aseo de alta calidad, club social, desayuno y enchufes gratis, van de 400 a 500 euros. Allí, en el camping, compartirán espacio los hinchas del Real Madrid y la Juventus, a quienes la empresa ha decidido no separar: “La investigación sugiere que es mucho más seguro para los aficionados estar juntos. Trabajaremos con la Policía de Cardiff y con ambos equipos para prevenir problemas”, asegura un portavoz oficial de Camping Ninja.

Los precios de las tiendas de campaña del Camp Cardiff van de 90 a 500 euros la más lujosa

Las ciudades de Bristol y Swansea, a unos 70 kilómetros de Cardiff —una hora en tren—, son las alternativas más comunes. Allí alojará la UEFA a la prensa, a la que no ha ofrecido habitaciones en Cardiff. Pero el evento también ha disparado los precios de los traslados. “Nos cobran 4.000 euros por alquilar un día un autobús completo, cuando el precio medio en Europa ronda los 500 euros”, lamenta el presidente de La Gran Familia.
Publicar un comentario