jueves, 18 de mayo de 2017

Alhucemas vuelve a manifestarse contra la política de Rabat

Miles de personas salen a la calle bajo el lema: “Sois una mafia, no un Gobierno”

Francisco Peregil
Rabat, El País
Seis meses después de que comenzaran las protestas en la ciudad rifeña de Alhucemas (60.000), tras la muerte del vendedor ambulante de pescado Mouhcine Fikri, miles de personas volvieron a manifestarse este jueves contra la política del Gobierno y del Palacio Real. El Gobierno de Rabat se preparó para este día enviando un gran refuerzo de policías antidisturbios y militares. Decenas de tiendas de campañas militares se levantaron en las afueras de la ciudad para acoger a los soldados. Las autoridades estimaron que las personas que salieron a la calle eran 3.500, mientras los organizadores hablaban de decenas de miles.


La jornada empezó con una huelga general en la región de Alhucemas. El líder del movimiento de protestas, Naser Zefzafi, convocó el lunes una huelga general y una concentración masiva en Alhucemas, como respuesta a un comunicado del Gobierno de coalición de seis partidos en el que había llamado “separatistas” a quienes convocan estas manifestaciones.

Las seis formaciones del Ejecutivo, presididos por el islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), acordaron un escrito el pasado domingo en el que aseguraban que los manifestantes “habían pasado las líneas rojas”, al teñir sus reivindicaciones de un “carácter separatista” y les acusaba de estar siendo “instrumentalizados” desde el Exterior. Naser Zefzafi respondió al día siguiente con el llamamiento a la huelga y a una nueva manifestación, que se suma a las más de una decena que ya se han registrado en Alhucemas desde que falleciera el vendedor de pescado Mouhcine Fikri, triturado dentro de un camión de la basura cuando intentaba recuperar la mercancía que le acaban de confiscar.

La familia de Fikri se desmarcó enseguida de las protestas y declaró que confiaba en la justicia. El pasado 7 de abril, el Tribunal de Primera Instancia de Alhucemas, condenó a penas de entre cinco y ocho meses de cárcel a siete personas implicadas en la muerte de Fikri. Pero la sentencia, que no ha contentado a los activistas de Alhucemas, ya no es el objeto principal de las reivindicaciones. Los organizadores de las protestas reclaman, sobre todo, mejoras económicas y sociales en la región.

“Venimos pidiendo desde hace medio año la construcción de un hospital especializado en enfermedades contra el cáncer, la creación de una universidad y la abolición del decreto de 1958 por el cual se considera Alhucemas una zona militarizada”, indicó un activista a este diario. “Y Rabat nos responde enviándonos miles de soldados a Alhucemas”.

Los manifestantes se empezaron a concentrar en el centro de Alhucemas bajo el lema “Sois una mafia, no un Gobierno”. “Esa frase evoca la de nuestro líder rifeño, Albdelkrim, cuando también acusó al Gobierno de Marruecos de ser una mafia”, indicó el citado militante. “No sé cómo nos pueden acusar sin pruebas de ser separatistas”.
Publicar un comentario