viernes, 19 de mayo de 2017

50 sombras: ¿Te animarías a probarlas en casa?

Curiosidades
No se puede negar que el best seller “50 sombras de Grey” ha tenido una fuerte influencia en la sexualidad de las mujeres y de muchas parejas y es que algunas prácticas sexuales que no estaban aceptadas y que no eran tema de charla, ahora están sobre la mesa.
Y la pregunta que muchas se hacen es ¿por qué esta famosa trilogía, escrita por una debutante en literatura, logro revolucionar el mundo de la manera que lo hizo? ¿Qué es lo que la hizo tan especial?


Kimberly Gonzáles M., y Sthephany Cabrerizo U*, que se dedican a la investigación sobre temas de sexualidad, aseguran que la respuesta es muy simple: “Nos mostró de una manera muy seductora y elegante una faceta del mundo del BDSM (siglas que involucran una serie de técnicas eróticas poco convencionales). Ese mundo que por décadas ha sido prohibido, que el sólo nombrarlo era indecente… de pronto dejó de ser tabú y por tanto de ser censurado y por el contrario actualmente nos cautivó de una manera que experimentarlo se convirtió en una meta de muchos”, explican y a tiempo aseguran que lo más interesante es sin pedir que probemos, la autora tuvo la habilidad de contar lo suficiente de una manera inteligente que supo cómo captar la atención y sembrar la curiosidad.

Resumiendo la controversial historia

Si vamos a abordar el tema sobre esta forma de tener relaciones sexuales, te resumimos la historia que tanta controversia causó, si no la leíste te damos las pautas más importantes y si lo hiciste seguro que te gustará recordar un poco.

“Cincuenta sombras de Grey, es narrada en primera persona por Anastasia Steele, una estudiante de literatura inglesa. Como favor a Kate, su mejor amiga, compañera de piso y redactora de la revista de la facultad, accede a hacerle una entrevista a Christian Grey, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, un joven apuesto y triunfador que dirige uno de los holdings empresariales más poderosos del país. El encuentro entre ambos y la atracción que surge a primera vista harán que Grey quede cautivado por la sensualidad, la frescura y el carácter de Anastasia, y se inicie una “relación” entre ellos. El mundo inocente y enamoradizo de Anastasia se romperá al descubrir que Christian esconde una cara oscura y sombría, con inclinaciones sexuales dominadas por el sadismo y la sumisión. Grey intentará introducir a Anastasia en su realidad sexual mientras ella intentará averiguar el porqué de los gustos y la forma de ser de Christian. Todo un descenso a los infiernos en el que el sexo “duro”, el castigo y las carencias afectivas serán las protagonistas, pero también empieza a surgir una especie de romance.

Lo importante es que a medida que va avanzando la historia, sin que las lectoras se den cuenta, vamos entrando a un mundo que empieza a cautivar, y se llama BDSM. Las siglas vienen de los siguientes términos:

BD: Bondage – Disciplina. Tiene que ver con todo lo que es ataduras con sogas u otros elementos de restricción. Disciplina es un término que hace referencia a prácticas eróticas relacionadas con reglas, castigos, adiestramiento, protocolos de comportamiento, posturas según las circunstancias, etc.

DS: Dominación – Sumisión. Tal como su nombre indica tiene que ver con la adopción de un rol en particular, en el cual una persona hace lo que desea sobre la otra. Al contrario la sumisión, es el acto de la persona que está adoptando el rol de sumisa y hará lo que sea para complacer los deseos del dominante. Siempre y cuando estos deseos estén dentro de los límites acordados. Ya que ambas son situaciones complementarias suelen hablarse de relaciones D/S

SM: Sadismo – Masoquismo. “Si pudiéramos sintetizar técnicamente en una frase sobre cómo funcionan en el cuerpo humano, lo pondríamos así: El dolor consensuado, administrado sabiamente, libera poderosas endorfinas, que da a algunas personas una gran cantidad de placer”, asegura Cabrerizo y Gonzales.

Entonces la diferencia entre el sadismo - masoquismo y dominación - sumisión no es otra cosa que el dolor.

“El placer no está necesariamente en la fuerza sino en el juego. Sadismo es un término que en este contexto se utiliza para referirse a prácticas eróticas en las que una persona obtiene placer causando dolor, humillación o incomodidad a otra persona que acepta esa situación. Por tanto Masoquismo se refiere a aquella persona que va a sentir mucho placer al experimentar dolor, humillación o incomodidad”, explican.

Hay algunas cosas importantes que hay que mencionar con relación a estas prácticas.

El BDSM opera bajo el credo: seguro, sano y consensuado. En ningún momento es violencia, ya que nada es hecho con una mala intensión. Es una práctica consensuada y todas las personas que participan negocian las “escenas” antes de que la “acción” comience. En el momento que alguno quiera parar el juego lo puede hacer bajo una palabra de seguridad.

“Desde nuestro punto de vista es muy sano ir experimentando todas aquellas cosas que realmente deseamos hacer, no hay nada de malo en eso. El mundo del sexo es un camino de autodescubrimiento, y estas prácticas son parte de ese camino. Eso no significa que las recomendamos para que las practique todo el mundo, para nada. Simplemente es una alternativa más que de pronto puede ayudarnos a desarrollarnos sexualmente o a renovar esa chispa en pareja que algún momento la rutina apaga”, dicen las expertas.

El BDSM no involucra necesariamente sexo o penetración, y ese es un detalle que mucha gente desconoce. En algunos países existe gente especializada en dominación profesional, pero eso ya es un tema aparte.

¿Quieres empezar a practicar?

Kimberly Gonzáles y Sthephany Cabrerizo brindan las siguientes pautas para quienes quieren probar.

Todo debe ser hablado, consensuado y respetado. Ambas personas deben querer y aceptar practicarlo (no se puede obligar a nadie). Es importante no confundir sadomasoquismo con agresión sexual. Es muy importante la comunicación, ser totalmente sincera, transparente y tener una mente abierta. Es aquí donde entra el poder de negociación y convencimiento.

Se debe poner reglas y límites. Cada persona es un mundo diferente, y es importante estar consiente de nuestros gustos y disgustos, por lo tanto si vas a jugar con tu pareja es fundamental dejar las cosas claras sobre lo que no te gustaría hacer o que te hicieran. Muchas veces se hace una lista que está debidamente firmada…y notariada en caso de que así se lo requiera.

Palabra de seguridad (safe Word). Es un detalle que no debes dejar pasar. Es una palabra negociada por los participantes en una escena de BDSM para detenerla si se exceden los límites. Permiten a éste retirar su consenso para la continuación de la escena. Continuarla después de que el sumiso usó la palabra de seguridad se considera abuso. Por ejemplo, se puede usar “amarillo” si de pronto está siendo torpe o muy rudo y “rojo” si ya no quieres jugar más y das por terminada la sesión.

“Les aconsejamos una palabra que sea fácil de acordarse”, dicen las expertas.

Roles. No te olvides que van a montar una escena, por lo tanto cada uno de los participantes asumirá un rol. En este ámbito estos son bien particulares: la profesora y el alumno, el paciente y la enfermera se quedan de lado para dar paso al jefe – empleado, policía –detenido, esclavo - amo, perro - dueño, o dominatrix - sumiso.

Hay que puntualizar que hay parejas que usualmente solo asumen un rol, es decir siempre son dominantes o siempre son sumisas, en cambio hay otras que son versátiles, es decir que intercambian roles (por ejemplo un día es sumisa y otro dominante), explican

Escenario y Juguetes. No te olvides que es muy importante la manera en como afectes los sentidos, es de suma importancia que manejes un buen escenario. Un buen traje (preferentemente usar cuero o ropa negra) tacos altos, medias de red pueden ayudar mucho. La luz, la música, los olores, los juguetes, todo es importante para que la escena se ponga en marcha de la mejor manera. Una vez puesta en marcha no hay cosa más valiosa que la actitud. Entrar en el personaje puede ser muy difícil y realmente requiere de mucho coraje y valentía el dejar de ser lo que uno es para por algunos instantes.

En el tema de juguetes e implementos, la buena noticia es que la mayor parte de estos los puedes tener de manera muy casera, de pronto son muy apropiadas las bufandas de invierno, la correa de tu mascota, o la cuchara de palo de cocina.

“Si estas dispuesta a invertir en juguetes, veras que son muy particulares, hay látigos, esposas dobles, pinzas para pezones, cinturones de castidad, mordazas, gag ball, correas, máscaras, colas, etc. Pero bueno, si tienes un espíritu más patriótico puedes invertir en un kinzacharani”, dicen.

En fin, este mundo es demasiado extenso y amplio para poder abarcarlo y entenderlo en unas cuantas líneas, lo único que debes tener en cuenta si quieres empezar es que no hay una receta secreta, como todo en la vida se trata de ser positivos asumiendo que se trata de probar, errar, probar y acertar./

* Kimberly y Stephany han creado una página en Facebook para información transparente, abierta y libre de prejuicios respecto a diferentes temas sexuales. Más información en https://www.facebook.com/sacredsex7
Publicar un comentario